TAN BIONICA


Fuerza Chano.
Volvé a tu casa.
Curate.
Amá y respetá la vida.

Gracias por tus poemas y tu música que es tan bella.
Te queremos!!!

 photo separador_zpsdvvlbyfc.png

Enséñales a los niños.


ENSEÑALES a los niños a creer en los ideales y que aquellas cosas que no se
ven también son realidades.

Diles que el amor no se ve pero se puede sentir que la música tiene una
explicación pero que las melodías salen del corazón.

ENSEÑALES a tener esperanzas pues todos los días sale el sol.
 photo TEMPLATE170117_zpsiuteftth.png
Y no les digas que sale porque existe una ley de gravedad o que el sistema
solar se mantiene por una perfecta estabilidad de las fuerzas centrífugas y
centrípetas.

ENSEÑALES que el sol sale porque Dios trae la luz por esa estrella
resplandeciente.

ENSEÑALES el respeto por las cosas simples y por la naturaleza. A amar los
animales!.

ENSEÑALES a rezara cerrar los ojitos y que se imaginen a su ángel guardián
que los protege y los guia.

ENSEÑALES todos los días a trabajar en un pequeño proyecto diferente siempre

Estimula su creatividad con sus juguetes y con otros juguetes que ellos
mismos puedan crear.

ENSEÑALES a sonreír y siempre acarícialos sean quienes sean esos niños
porque no sabes en que pueden convertirse mañana tal vez sean ellos quienes
te den su mano amiga o te nieguen el saludo cuando menos lo esperes.

Tal vez sean tu médico tu amigo tu asaltante o tu juez.

ENSEÑALES que la vida es aprender a ser feliz y que la vida nos dará muchas
alegrías pero nosotros debemos darle también un sabor a la vida.

ENSEÑALES que debemos darle un poco de alegría a todas las cosas y que todo
lo que llegue a nuestras manos o a nuestra vida siempre debemos dejarlo
mejor de lo que estaba cuando lo encontramos.

ENSEÑALES que todo aquello que tome contacto con nosotros debe siempre
mejorar.

ENSEÑALES el valor del respeto de la fe de la confianza enséñales a ser
inteligentes y que no desprecien sus sentimientos enséñales a amar y que en
todo momento sepan que tienen el derecho de vivir y ser cada uno lo que en
su vida quiera ser.

Autor desconocido.

 photo 9F53AF3B3_zpsgfqi6gto.gif

SI FUÉRAMOS BUENOS


SI FUÉRAMOS BUENOS

Si fuéramos buenos, querríamos estar siempre los últimos, y no los primeros.
Rogaríamos no ser invitados al escenario, ni a tomar el micrófono, ni a estar bajo el haz de los reflectores del mundo.

Si fuéramos buenos, disputaríamos dar lo mejor, y no recibir lo mejor.
Insistiríamos ante quienes nos rodean, con fuerza y convicción, en que nos permitan darles lo mejor que tenemos, rechazando lo bueno que ellos nos ofrecen, para que sean ellos quienes lo disfruten.
 photo MEGACHALLENGE_zps3mrl0go6.png
Si fuéramos buenos, no pensaríamos mal de los demás, sino que buscaríamos todo el tiempo la forma de comprender los actos de nuestros hermanos, como surgidos de una buena intención.

Si fuéramos buenos, viviríamos la vida con optimismo y esperanza, confiados en que cada día es un regalo maravilloso e irrepetible. Sin lugar para la depresión o las tristezas no justificadas, iluminaríamos el mundo con nuestras alegres miradas.

Si fuéramos buenos, nos alegraríamos infinitamente de todo lo bueno que les ocurre a los demás, sin hacer comparaciones con lo que nosotros somos o tenemos.

Si fuéramos buenos, daríamos gracias cada día a Dios por todo lo que Él no nos da, porque ésta es Su forma de invitarnos a compartir Su Cruz.

Si fuéramos buenos, obedeceríamos con alegría a quienes Dios pone en nuestro camino como sean nuestros padres, jefes, o nuestros maestros.

Si fuéramos buenos, buscaríamos por todos los medios no utilizar palabras que puedan herir a los demás, suavizando nuestro lenguaje hasta hacerlo un medio de transmitir hasta la noticia más dura, con ternura y sinceridad.

Si fuéramos buenos, no dejaríamos de hacer aquellas cosas que nos duelan, pero que por amor y justicia corresponden ser hechas.

Si fuéramos buenos, no sentiríamos vergüenza de dar testimonio de ser hijos de Dios, de amarlo sobre todas las cosas, supeditando todos los actos de nuestra vida a Su Voluntad.

Si fuéramos buenos, seríamos verdaderos paladines en la defensa de la verdad, de la justicia, y de la búsqueda del camino de la luz.
Si fuéramos buenos, no dejaríamos sin ayuda a ese niño que hoy nos pidió dinero en la calle.

Si fuéramos buenos, le diríamos a nuestro padre y a nuestra madre que los amamos, que los necesitamos, y que el mundo no sería el mismo sin ellos.

Si fuéramos buenos, escucharíamos a nuestros hijos cuando nos dicen que nos aman, que nos necesitan, aunque lo hagan con palabras que no comprendemos totalmente.

Si fuéramos buenos, amaríamos la vida que Dios nos da, y la defenderíamos a muerte. Millones de niños abortados tendrían un ejército de mujeres y hombres dispuestos a luchar hasta detener esta matanza.

Si fuéramos buenos, daríamos el ciento por uno en retribución, por cada don que Dios nos da.

Si fuéramos buenos, veríamos en cada paso de nuestra vida, una oportunidad de ver la Mano de Dios obrando a nuestro alrededor. Y dejaríamos que sea El el que guíe nuestro camino.

Si fuéramos buenos, amaríamos…

de Web Católico de Javier
 photo 9F53AF3B3_zpsgfqi6gto.gif

SEÑOR, DAME LA PAZ INTERNA


SEÑOR, DAME LA PAZ INTERNA

«Enséñame, oh Dios, ese lenguaje silencioso que lo dice todo.
Enseña a mi alma a permanecer en silencio en tu presencia.
Que pueda adorarte en las profundidades de mi ser
y esperar todas las cosas de Ti,
sin pedirte nada más que la ejecución de Tu voluntad.
 photo TUBERED120117_zpsbxyy4zlm.png
Enséñame a permanecer callado bajo Tu acción
y producir en mi alma esa profunda y sencilla oración
que nada dice y lo expresa todo.

Ora Tú en mí para que mi oración tienda siempre a Tu gloria
y que mis deseos estén siempre fijos en Ti».

«Condúceme, luz discreta,
a través de las tinieblas que me rodean.
Condúceme siempre más adelante.
Guarda mis pasos.
Yo no pido ver ya lo que se debe ver más delante.
Un solo paso cada vez es bastante para mí.

Yo no he sido siempre así,
ni he orado siempre
para que tú me condujeses siempre más adelante.
Me gustaba escoger y ver mi camino.
Pero ahora, ¡condúceme, tú, siempre más adelante!

¡Tu poder me ha bendecido tanto!
Ciertamente él sabrá aún conducirme siempre más adelante.
Guiarme por landas y terrenos pantanosos,
sobre rocas abruptas,
y bajo la riada del torrente,

hasta que la noche haya desaparecido. ..
Condúceme, luz discreta,
¡condúceme siempre más adelante!»

«Señor, ve delante de nosotros para guiarnos,
detrás de nosotros para empujarnos,
debajo de nosotros para llevarnos,
encima de nosotros para bendecirnos,
a nuestro lado para protegernos,
permanece en nosotros para que
en el espíritu, de cuerpo y alma,
te sirvamos para gloria de tu nombre».

«Señor, Pastor nuestro:
Te damos gracias por tu Palabra
eternamente nueva, verdadera y poderosa.
Nos duele no escucharla con la debida frecuencia
o que cuando la oímos la mal entendamos
por nuestro embrutecimiento.

Te rogamos que la mantengas en nosotros
y a nosotros en ella.

Vivimos por tu Palabra.
Sin su luz nuestros pies no encontrarían apoyo.
Por ello necesitamos que nos hables una y otra vez;
y por ello confiamos en que querrás seguir haciéndolo
como lo has hecho hasta ahora».

No descuides tu oración, cuida tu amistad con El .

Tomadas del Manual de oración Encuentro, del Padre Larrañaga

 photo 9F53AF3B3_zpsgfqi6gto.gif

Los Mensajes Felices


Los Mensajes Felices

Un israelí dicta en Harvard el curso Mayor felicidad, cada semestre atrae cerca de 1.400 alumnos

A primera vista pueden parecer simplones y demasiado sencillos pero si lo pensamos bien nos damos cuenta que se repite el patrón que tantas veces hemos escuchado: La felicidad está en las cosas Simples.

La felicidad es el anhelo de cualquier persona, pero muchas veces no se sabe cómo alcanzarla. Por esto, la Universidad de Harvard diseñó un curso que ayuda a conseguir ese estado, cátedra que se ha convertido en una de las más populares de esa prestigiosa casa de estudios.

La clase se llama Mayor felicidad y es dictada por Tal Ben-Shahar, un israelí experto en psicología positiva. A pesar de ser un curso electivo, cada semestre 1.400 alumnos de diferentes carreras se inscriben en él.

La cátedra está fundamentada en encuestas y estudios de campo sobre las características y componentes que permiten vivir felizmente. En ella Ben-Shahar, también conocido como el gurú de la felicidad, entrega 13 consejos que contribuyen a alcanzarla. Son tips bastante sencillos y fáciles de seguir. Y aquí están.

1. 30 minutos de ejercicio
Todos los expertos coinciden en que hacer actividad física es igual de bueno que tomar un antidepresivo para mejorar el ánimo. Treinta minutos de ejercicio son el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés.

2. El desayuno es clave
Algunas personas se saltan el desayuno porque no tienen tiempo o porque no quieren engordar. Estudios demuestran que desayunar ayuda a tener energía, pensar y desempeñar exitosamente las actividades.

3. Agradezca lo bueno
Escriba en un papel 10 cosas que tiene en su vida que le dan felicidad. Cuando hacemos una lista de gratitud, nos obligamos a enfocarnos en cosas buenas.

4. Sea asertivo
Pida lo que realmente quiere y diga lo que piensa. Está demostrado que ser asertivo ayuda a mejorar la autoestima. Aguantar en silencio todo lo único que genera es tristeza y desesperanza.

5. Gaste en experiencias
Gaste su dinero en experiencias, no en cosas. El 75 por ciento de las personas se siente más feliz cuando invierte su dinero en viajes, cursos y clases. En cambio, solo el 34 por ciento dice sentirse más feliz cuando compra cosas.

6. No posponga
No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Estudios demuestran que hay más ansiedad y tensión cuanto más se posterga. Haga listas semanales y salga de ellas.

7. Sea amable y sonría
Siempre salude y sea amable con los demás. Solo sonreír cambia el estado de ánimo. Además, la mayoría de la gente lo valorará y lo tratará mejor.

8. Cuide su postura
Caminar derecho con los hombros ligeramente hacia atrás y la vista hacia el frente ayuda a mantener un buen estado de ánimo.

9. La música es esencial
Está comprobado que escuchar música despierta deseos de cantar y bailar, lo que alegra la vida.

10. Piense en lo que come
Lo que consume tiene un impacto muy importante en su estado de ánimo. Por esta razón, lo recomendable es comer algo ligero cada tres o cuatro horas para así mantener los niveles de glucosa estables. No se salte comidas y evite el exceso de harinas blancas y el azúcar. Coma de todo y varíe los alimentos.

11. Acepte el fracaso
Acepte los fracasos como parte de la vida y aprenda de ellos.

12. Cuide su aspecto
El 41 por ciento de la gente dice que se siente más feliz cuando piensa que se ve bien.

13. Rodéese de sus mejores recuerdos.
Pegue recuerdos agradables, frases y fotos de sus seres queridos por todos lados, en su nevera, en su computador, en su escritorio… Rodéese de cosas que le recuerden momentos bonitos.

Quiero dejar mi comentario además sobre el punto 1o, el cual es Piense lo que come. Creo que el consejo es bueno pero se pierde el mejor mensaje, Pensar lo que se come, ser consciente de cada bocado, disfrutarlo y agradecerlo seguramente trae tanto beneficio como el comer alimentos, orgánicos, alcalinos, ricos en nutrientes pero engullidos como un mero trámite de supervivencia.
Tal Ben-Shahar

¡Que seas Feliz!

 photo 9F53AF3B3_zpsgfqi6gto.gif

Vive en paz y para la paz


Vive en paz y para la paz

Mira a todos, amigos y los que no lo son,
con respeto y benevolencia.

No hables nunca mal contra nadie,
no condenes a ninguna persona
a ningún grupo, a ningún pueblo,
a ninguna institución.
 photo MEGATUTORIAL80117_zpstrzxsu63.gif
Perdona todas las injurias, las presentes
y las pasadas; líbrate de las garras del odio,
guarda la libertad de tu corazón para amar,
para convivir, para comenzar
una vida nueva cada día.

Desea simplemente la paz con todos,
la colaboración, la convivencia,
el gozo de la fraternidad y del servicio.

Trata de simplificar los problemas
en vez de agrandarlos; no acumules
las sombras, busca en todo los resquicios
la luz y los caminos de la esperanza.

Ten el valor de negarte siempre,
a colaborar con cualquier proyecto violento,
apartándote de todos los que enseñan
y practican el odio, la venganza,
el amedrentamiento y la violencia.

Crea en torno a ti sentimientos
y actitudes de paz, de concordia,
de convivencia, de misericordia
y de consuelo.

Apoya a los que trabajan sinceramente
por la paz, en la verdad, libertad y justicia.

Dedica algún tiempo a trabajar
tú también por la paz, con serenidad,
esperanza y generosidad.

Pídele a Dios que te dé el espíritu
de la sabiduría, de la bondad,
de la fortaleza y de la generosidad,
para ser un auténtico instrumento
de su bondad y de su amor,
en un mundo renovado,
en el que todos podamos vivir
en la verdad, el amor, la libertad
y la fraternidad.
Desconozco autor
 photo 9F53AF3B3_zpsgfqi6gto.gif

FABULA DE LA TORTUGA Y LA LIEBRE


FABULA DE LA TORTUGA Y LA LIEBRE

Una tortuga y una liebre siempre discutían sobre quién era más rápida.Para dirimir el argumento, decidieron correr una carrera.Eligieron una ruta y comenzaron la competencia. La liebre arrancó a toda velocidad y corrió enérgicamente durante algún tiempo. Luego, al ver que llevaba mucha ventaja, decidió sentarse bajo un árbol para descansar un rato, recuperar fuerzas y luego continuar su marcha. Pero pronto se durmió. La tortuga, que andaba con paso lento, la alcanzó, la superó y terminó primera, declarándose vencedora indiscutible.

Moraleja: Los lentos y estables ganan la carrera. Pero la historia no termina aquí: La liebre, decepcionada tras haber perdido,hizo un examen de conciencia y reconoció sus errores.Descubrió que había perdido la carrera por ser presumida y descuidada. Si no hubiera dado tantas cosas por supuestas,nunca la hubiesen vencido.

Entonces, desafió a la tortuga a una nueva competencia. Esta vez, la liebre corrió de principio a fin y su triunfo fue evidente. Moraleja: Los rápidos y tenaces vencen a los lentos y estables. Pero la historia tampoco termina aquí: Tras ser derrotada, la tortuga reflexionó detenidamentey llegó a la conclusión de que no había forma de ganarle a la liebre en velocidad. Como estaba planteada la carrera, ella siempre perdería. Por eso, desafió nuevamente a la liebre,pero propuso correr sobre una ruta ligeramente diferente.
 photo SORPRESA2017_zpsqr19pa0v.png
La liebre aceptó y corrió a toda velocidad,hasta que se encontró en su camino con un ancho río.Mientras la liebre, que no sabía nadar, se preguntaba”¿ qué hago ahora?” , la tortuga nadó hasta la otra orilla,continuó a su paso y terminó en primer lugar.

Moraleja: Quienes identifican su ventaja competitiva (saber nadar)y cambian el entorno para aprovecharla, llegan primeros. Pero la historia tampoco termina aquí: El tiempo pasó y tanto compartieron la liebre y la tortuga,que terminaron haciéndose buenas amigas.

Ambas reconocieron que eran buenas competidorasy decidieron repetir la última carrera, pero esta vez corriendo en equipo. En la primera parte, la liebre cargó a la tortuga hasta llegar al río.Allí, la tortuga atravesó el río con la liebre sobre su caparazón.y sobre la orilla de enfrente, la liebre cargó nuevamente a la tortuga hasta la meta.

Como alcanzaron la línea de llegada en un tiempo récord,sintieron una mayor satisfacción que aquella que habían experimentado en sus logros individuales.

Moraleja: Es bueno ser individualmente brillantey tener fuertes capacidades personales.Pero, a menos que seamos capaces de trabajar con otras personas y potenciar recíprocamente las habilidades de cada uno,no seremos completamente efectivos.

Siempre existirán situaciones para las cuales no estamos preparados y que otras personas pueden enfrentar mejor. La liebre y la tortuga también aprendieron otra lección vital:cuando dejamos de competir contra un rival y comenzamos a competir contra una situación, complementamos capacidades, compensamos defectos, potenciamos nuestros recursos…y obtenemos mejores resultados

(Autor desconocido)

 photo 9F53AF3B3_zpsgfqi6gto.gif

SI…Rudyard Kipling


SI…

Rudyard Kipling

Si guardas en tu puesto la cabeza tranquila
cuando todo a tu lado es cabeza perdida.
Si tienes en ti mismo una fe que te niegan,
y no desprecias nunca las dudas que ellos tengan.
Si esperas en tu puesto, sin fatiga en la espera;
si engañado, no engañas;
si no buscas más odio que el odio que te tengan….

 photo TEMPLATE60117_zpspvgb2s7r.png
Si eres bueno y no finges ser mejor de lo que eres;
si al hablar no exageras lo que sabes y quieres.
Si sueñas y los sueños no te hacen su esclavo;
si piensas y rechazas lo que piensas en vano.
Si tropiezas el triunfo, si llega tu derrota
y a los dos impostores les tratas de igual forma.
Si logras que se sepa la verdad que has hablado,
a pesar del sofisma del Orbe encanallado.
Si vuelves al comienzo de la obra perdida,
aunque esta obra sea la de toda tu vida.
Si arriesgas en un golpe y lleno de alegría
tus ganancias de siempre a la suerte de un día,
y pierdes, y te lanzas de nuevo a la pelea,
sin decir nada a nadie de lo que es y lo que era.
Si logras que tus nervios y el corazón te asistan
aun después de su fuga de tu cuerpo en fatiga
y se agarren contigo cuando no quede nada
porque tú lo deseas y lo quieres y mandas.
Si hablas con el pueblo y guardas tu virtud.
Si marchas junto a reyes con tu paso y tu luz.
Si nadie que te hiera llega a hacerte la herida.
Si todos te reclaman y ninguno te precisa.
Si llenas el minuto inolvidable y cierto
de sesenta segundos que te lleven al cielo…
Todo lo de esta Tierra será de tu dominio,
Y mucho más aun, serás HOMBRE, hijo mío.

 photo 9F53AF3B3_zpsgfqi6gto.gif

Recuperémonos


Las personas no somos una pieza más del sistema, nosotros lo creamos y lo hemos creado para que nos sirva y no al revés. Recuperemos a la persona, recuperémonos. Hagamos un canto a la esperanza, a la lucha por ser, para volver a creer en nosotros mismos. Para comprometernos a vencer cambios y transformaciones y dolores por las pérdidas.

Volvamos a creer en nosotros, somos mucho más de lo que creemos que nosotros somos. Este es nuestro regalo para este año nuevo.

Hagamos un grito muy alto ¡¡¡ AHORA YO !!!

¿Por qué ahora yo? Por una razón sencilla, porque ahora nos toca a nosotros, es el momento de que cada uno de nosotros digamos… “Es mi vida, es mi futuro”. Debemos estar dispuestos a mejorarnos a nosotros mismos. Debemos ser conscientes de que sólo nosotros podemos crearnos.
 photo tutofelizaonuevo_zpsuapu9khm.png
¿Cuál es la vía o camino para aflorar ese potencial que las personas tenemos?

Lo dijo Václav Havel “La salvación de nuestro mundo se encuentra en el corazón de las personas, en su humildad, responsabilidad y capacidad de reflexión”
La humildad para sorprenderse, la humildad para asombrarse, la humildad para mirarnos a nosotros mismos con ojos nuevos, y no juzgarnos, yo no soy capaz, no llego, sin juzgarnos, mirándonos con otros ojos, viendo nuestro potencial, nuestras virtudes, debemos mirarnos con los ojos del niño que fuimos y que exploran una tierra que es mágica.

Hellen Keler con 16 meses de edad por culpa de una enfermedad se quedó ciega, muda y sorda. No obstante fue la primera mujer en la historia que se graduó con honores por la universidad de Harvard. Un periodista le preguntó en una ocasión “¿Srta Keler hay algo peor que ser ciego?” Y ella le dijo “Sí, es peor poder ver y no tener una visión”, porque como vemos el futuro determina como vivimos el presente.

Hay tres expresiones que abren el corazón, son tan fáciles y cortas… que muchas veces las olvidamos… “por favor” “lo siento” y “gracias”.

Desconozco autor

 photo 9F53AF3B3_zpsgfqi6gto.gif

6 de Enero: La Epifanía del Señor


La Epifanía es una de las fiestas litúrgicas más antiguas, más aún que la misma Navidad. Comenzó a celebrarse en Oriente en el siglo III y en Occidente se la adoptó en el curso del IV. Epifanía, voz griega que a veces se ha usado como nombre de persona, significa “manifestación”, pues el Señor se reveló a los paganos en la persona de los magos.

Tres misterios se han solido celebrar en esta sola fiesta, por ser tradición antiquísima que sucedieron en una misma fecha aunque no en un mismo año; estos acontecimientos salvíficos son la adoración de los magos, el bautismo de Cristo por Juan y el primer milagro que Jesucristo, por intercesión de su madre, realizó en las bodas de Caná y que, como lo señala el evangelista Juan, fue motivo de que los discípulos creyeran en su Maestro como Dios.
 photo FELIZ DA DE Reyes_zpsshaz64fa.png
Para los occidentales, que, como queda dicho más arriba, aceptaron la fiesta alrededor del año 400, la Epifanía es popularmente el día de los reyes magos. En la antífona de entrada de la misa correspondiente a esta solemnidad se canta: “Ya viene el Señor del universo. en sus manos está la realeza, el poder y el imperio”. El verdadero rey que debemos contemplar en esta festividad es el pequeño Jesús. Las oraciones litúrgicas se refieren a la estrella que condujo a los magos junto al Niño Divino, al que buscaban para adorarlo.

Precisamente en esta adoración han visto los santos padres la aceptación de la divinidad de Jesucristo por parte de los pueblos paganos. Los magos supieron utilizar sus conocimientos-en su caso, la astronomía de su tiempo- para descubrir al Salvador, prometido por medio de Israel, a todos los hombres.

El sagrado misterio de la Epifanía está referido en el evangelio de san Mateo. Al llegar los magos a Jerusalén, éstos preguntaron en la corte el paradero del “Rey de los judíos”. Los maestros de la ley supieron informarles que el Mesías del Señor debía nacer en Belén, la pequeña ciudad natal de David; sin embargo fueron incapaces de ir a adorarlo junto con los extranjeros. Los magos, llegados al lugar donde estaban el niño con María su madre, ofrecieron oro, incienso y mirra, sustancias preciosas en las que la tradición ha querido ver el reconocimiento implícito de la realeza mesiánica de Cristo (oro), de su divinidad (incienso) y de su humanidad (mirra).

A Melchor, Gaspar y Baltasar -nombres que les ha atribuido la leyenda, considerándolos tres por ser triple el don presentado, según el texto evangélico -puede llamárselos adecuadamente peregrinos de la estrella. Los orientales llamaban magos a sus doctores; en lengua persa, mago significa “sacerdote”. La tradición, más tarde, ha dado a estos personajes el título de reyes, como buscando destacar más aún la solemnidad del episodio que, en sí mismo, es humilde y sencillo. Esta atribución de realeza a los visitantes ha sido apoyada ocasionalmente en numerosos pasajes de la Escritura que describen el homenaje que el Mesías de Israel recibe por parte de los reyes extranjeros.

La Epifanía, como lo expresa la liturgia, anticipa nuestra participación en la gloria de la inmortalidad de Cristo manifestada en una naturaleza mortal como la nuestra. Es, pues, una fiesta de esperanza que prolonga la luz de Navidad.

Esta solemnidad debería ser muy especialmente observada por los pueblos que, como el nuestro, no pertenecen a Israel según la sangre. En los tiempos antiguos, sólo los profetas, inspirados por Dios mismo, llegaron a vislumbrar el estupendo designio del Señor: salvar a la humanidad entera, y no exclusivamente al pueblo elegido.

Con conciencia siempre creciente de la misericordia del Señor, construyamos desde hoy nuestra espiritualidad personal y comunitaria en la tolerancia y la comprensión de los que son distintos en su conducta religiosa, o proceden de pueblos y culturas diferentes a los nuestros.

Sólo Dios salva: las actitudes y los valores humanos, la raza, la lengua, las costumbres, participan de este don redentor si se adecuan a la voluntad redentora de Dios, “nunca” por méritos propios. Las diversas culturas están llamadas a encarnar el evangelio de Cristo, según su genio propio, no a sustituirlo, pues es único, original y eterno.
https://www.ewtn.com/
 photo 9F53AF3B3_zpsgfqi6gto.gif