Un deseo espiritual para navidad…

Te deseo una feliz Navidad al tiempo que honramos reverentemente el nacimiento de Jesucristo. Que el poder y la ternura del amor divino que resplandece en la vida del Señor Jesús ilumine de nuevo nuestro mundo durante esta época sagrada y a lo largo de todo el año venidero.
 photo AnimationDIA5JESIS NACE_zpsqn1xj5sk.gif

Jesús nació en una era de discordias en la que se necesitaba con urgencia iluminación espiritual. Su mensaje de esperanza, perdón y amor divino también resuena sin duda en estos tiempos difíciles. el vino a brindarnos consuelo e iluminación, a despertar nuestra capacidad de mirar mas allá de las sombras confusiones que oscurecen la conciencia del ser humano. A través de el y de otras encarnaciones cristicas que se han manifestado a lo largo de los siglos, Dios aún nos urge: Recibe mi luz; recibe mi amor eterno!. Ah reside la paz, la felicidad y la armonía duraderas que buscan las personas de todos los credos y nacionalidades.

Reverenciar a Cristo en Navidad significa elevar gozosamente nuestro corazón por encima de las incertidumbres y limitaciones de esta existencia, a fin de comprender que la Vida Infinita y la Conciencia Divina que se manifestaron en Jesús y otros grandes Maestros nos sostienen también a nosotros. Cuando establecemos contacto con esa realidad subyacente de la amorosa Presencia de Dios y tenemos fe en su compasiva mano, que nos guía en toda circunstancia, nuestras preocupaciones se alivian enormemente y logramos una perspectiva mucho mas amplia. Adquirimos entonces confianza para afrontar los desafíos, no como seres mortales llenos de miedo, sino como almas indomables que se regocijan al obrar correctamente y con fe, como lo hizo Jesús. Al seguir sus pasos, desterramos de nuestra conciencia la oscuridad de la ignorancia y nos libramos asi de sus equivocaciones. Para experimentar el gozo y la seguridad inmutable que Jesús poseía en su interior, debemos acudir a la fuente de la cual extraía él esa realización: la comunión del alma con Dios.

Haz que la meditación devocional y profunda
antes que las ocupaciones externas sea el tema predominante de tus actividades navideñas. Reserva tiempo para sumergirte en la quietud sagrada, para acercarte con amorosa humildad al Ser que te aprecia siempre y puede brindarte la inagotable fortaleza y la infalible orientación que necesitas. A medida que te alejes de la región de los pensamientos y emociones inquietos y le entregues a Dios la ofrenda de tu devoción, el corazón se te abrirá para recibir el supremo regalo de Navidad de Su ilimitado amor y sabiduría.

Mi deseo especial para ti es que, en el espejo de la vida de Cristo, contemples el propio potencial de tu alma: la facultad de experimentar la dicha que produce el contacto con Dios, el poder de trascender las dificultades exteriores y la capacidad de irradiar el amor y la luz de Dios. Recuerda que “Cristo nace en todo corazón amoroso”. Si hemos de conocer verdaderamente la esencia del Señor Jesús, necesitamos expresar su generosa naturaleza y experimentar el gozo de dar, no solo afectuosos obsequios materiales, sino los regalos que mas aprecian los demás: nuestra amorosa bondad, el interés sincero que les mostramos con nuestras palabras de aliento y los gestos de respeto y comprensión. Cada vez que nos esforzamos por ofrecer amor desinteresado, establecemos contacto con la liberadora Conciencia Cristica en la que moran Jesús y los grandes Maestros, y nos volvemos parte del poder universal del bien, que trabaja constantemente para mejorar y armonizar el mundo. Que este gozo y espiritu verdadero de la Navidad colme siempre tu vida y la de tus seres queridos.

Recibe las incesantes bendiciones de Dios, Cristo y que tengan una Feliz navidad en amor, armonía y luz.

Desconozco autor

 photo f2031-1_zpsig8g8hq5.png

Anuncios