SEÑOR, DAME LA PAZ INTERNA

«Enséñame, oh Dios, ese lenguaje silencioso que lo dice todo.
Enseña a mi alma a permanecer en silencio en tu presencia.
Que pueda adorarte en las profundidades de mi ser
y esperar todas las cosas de Ti,
sin pedirte nada más que la ejecución de Tu voluntad.
 photo CLASE26_zpsyugenbja.png
Enséñame a permanecer callado bajo Tu acción
y producir en mi alma esa profunda y sencilla oración
que nada dice y lo expresa todo.

Ora Tú en mí para que mi oración tienda siempre a Tu gloria
y que mis deseos estén siempre fijos en Ti».

«Condúceme, luz discreta,
a través de las tinieblas que me rodean.
Condúceme siempre más adelante.
Guarda mis pasos.
Yo no pido ver ya lo que se debe ver más delante.
Un solo paso cada vez es bastante para mí.

Yo no he sido siempre así,
ni he orado siempre
para que tú me condujeses siempre más adelante.
Me gustaba escoger y ver mi camino.
Pero ahora, ¡condúceme, tú, siempre más adelante!

¡Tu poder me ha bendecido tanto!
Ciertamente él sabrá aún conducirme siempre más adelante.
Guiarme por landas y terrenos pantanosos,
sobre rocas abruptas,
y bajo la riada del torrente,
hasta que la noche haya desaparecido. ..
Condúceme, luz discreta,
¡condúceme siempre más adelante!»

«Señor, ve delante de nosotros para guiarnos,
detrás de nosotros para empujarnos,
debajo de nosotros para llevarnos,
encima de nosotros para bendecirnos,
a nuestro lado para protegernos,
permanece en nosotros para que
en el espíritu, de cuerpo y alma,
te sirvamos para gloria de tu nombre».

«Señor, Pastor nuestro:
Te damos gracias por tu Palabra
eternamente nueva, verdadera y poderosa.
Nos duele no escucharla con la debida frecuencia
o que cuando la oímos la mal entendamos
por nuestro embrutecimiento.
Te rogamos que la mantengas en nosotros
y a nosotros en ella.
Vivimos por tu Palabra.
Sin su luz nuestros pies no encontrarían apoyo.
Por ello necesitamos que nos hables una y otra vez;
y por ello confiamos en que querrás seguir haciéndolo
como lo has hecho hasta ahora».

No descuides tu oración, cuida tu amistad con El .

Tomadas del Manual de oración Encuentro, del Padre Larrañaga

 photo Barrita_zps1zluerux.png