Cada mañana es una oportunidad para renacer, para corregir, para continuar, para asumir, para despertar, para restaurar, para re dirigir, para cambiar, para volver, para dejar, para manejar situaciones de una manera distinta, para empezar un nuevo capítulo con la sabiduría de las experiencias pasadas, para cometer errores, aunque no sean los mismos, para simplemente ser y reconocer quién eres en realidad.
 photo MASK311016_zpslfaarjoo.png
Para recordar quién eres, para saber tu valía, para aprender el valor de las personas, para cuantificar las miles de experiencias por las que has pasado y que te han hecho sabi@, para no pasar por la vida sin haber aprendido algo nuevo cada día.

“Hoy recibí mi Bendición, aún con mis pesares, mis desiertos, mis faltas, mis lagrimas, mis carencias, y lo más sorprendente es que por más que no quiera ver el 100% de las cosas, ellas me seguirán todos los días hasta que esté preparada para verlas. Solo hay que aceptar las cosas como realmente son y no idealizarlas”.

Feliz día y reciban Bendiciones que sobre abunden en cada área de sus vidas.

***Escrito por Jany Marte