El Día del Lunfardo en Buenos Aires
Desde el 2000, en la Ciudad se celebra el 5 de septiembre la fecha que recuerda al habla popular de los porteños. Un repaso por el origen de la jerga, sus significados y algunos tangos memorables cantados por Carlos Gardel.

 photo DIADELLUNFARDO_zpsby9psekg.png

Muchas ciudades tienen sus jergas populares y en Buenos Aires existe el lunfardo. Lejos de ser una código secreto, aunque hay diccionarios para traducirlo, sus palabras son usadas cotidianamente: ¿quién alguna vez no esperó el bondi, le habló a un chabón o se empilchó para una noche de farra?

Por eso, desde el 2000, todos los 5 de septiembre se celebra en Buenos Aires el Día del Lunfardo, el habla popular de la Ciudad. La fecha surgió por iniciativa del periodista Marcelo Héctor Oliveri, miembro de la Academia Porteña del Lunfardo, y conmemora el día de publicación de “Lunfardía”, libro de José Gobello, cuya primera edición en 1953 impulsó su valorización y su interés lingüístico.
El origen del lunfardo muchos lo relacionan con las zonas marginales de la sociedad de fines del siglo XIX, específicamente en los sectores del hampa porteño. No es casual, entonces, que los primeros estudiosos de la jerga fueran funcionarios policiales (como Dellepiane o Fray Mocho) y tampoco que se la haya definido como una “lengua de los delincuentes”.

La palabra “lunfardo” tendría su origen en el gentilicio “lombardo”, término que llegó a ser sinónimo de ladrón porque los lombardos fueron, en el siglo XVIII, usureros y prestamistas, actividades por entonces impopulares. En esta línea, José S Álvarez “Fray Mocho”, en sus “Memorias de un vigilante”, menciona el “Mundo Lunfardo”, para citar un catálogo de actitudes delictivas de su tiempo.
Tango y lunfardo

Pero estudios posteriores reconocieron que el lunfardo era compartido por grandes sectores de la población y que, lejos de ser un código marginal, había sido incorporado a la vida cotidiana y difundido a través de expresiones artísticas como el tango o el sainete.

Milonga Lunfarda
Edmundo Rivero

En este hermoso país que es mi tierra, la argentina,
La mujer es una mina y el fueye es un bandoneón.
El vigilante, un botón, la policía, la cana,
El que roba es el que afana, el chorro un vulgar ladrón,
Al zonzo llaman chabón y al vivo le baten rana.

La guita o el vento es el dinero que circula;
El cuento es meter la mula, y al vesre por al revés.
Si pelechaste, tenés, y en la rama si estás seco.
Si andás bien, andás derecho; tirao, el que nada tiene,
Chapar es, si te conviene, agarrar lo que está hecho.

El cotorro es el lugar donde se hace el amor.
El pashá es un gran señor que sus mangos acumula.
La vecina es la fulana, el tordo es algún doctor,
El estaño un mostrador donde un curda se emborracha,
Y si es que hacés pata ancha te la das de sobrador.

El que trabaja, labura; quien no hace nada es un fiaca,
La pinta es la que destaca los rasgos de tu apostura.
Mala racha es mishiadura, que hace la vida fulera.
La cama es una catrera y apoliyar es dormirse.
Rajar o piantarse es irse, y esto lo manya cualquiera.

Y que te van a contar, ya está todo relojeado.
Aquello visto, es junado, lo sabe toda la tierra.
Si hasta la real academia, que de parla sabe mucho,
Le va a pedir a pichuco y a grela, con su guitarra,
Que a esta milonga lunfarda me la musiquen de grupo.

 

 

 

 
Entre los muchos tangos memorables en lunfardo pueden mencionarse también “El bulín de la calle Ayacucho” y “Mano a mano”, ambos con letra de Celedonio Estaban Flores y grabados por Carlos Gardel.

Breve glosario en lunfardo*

Abotonarse: Casarse.
Alacranear: Chismosear.
Amurado: Abandonado.
Bacanazo: Refinado.
Balurdo: Mentira, embrollo, engañar
Batifondo: Desorden, lío.
Bondi: Ómnibus
De queruza: Alerta, atención.
Debute: Excelente.
Facha: Rostro, cara.
Fifí: Galante
Mangos: Pesos
Pilchas: Ropa
Yeca: Experiencia.
Fuente: http://www.elportaldeltango.com/*

 photo SEPARADOR130914_zpsd5dd0e38.png