El 25 de Junio de 1806, una escuadra británica al mando de Sir Home Popham, compuesta de 12 unidades, desembarcó en las playas de Quilmes, Provincia de Buenos Aires, tomando inmediatamente tierra 1600 hombres al mando del General Guillermo Carr Beresford. Desapercibida como estaba Buenos Aires, no hubo resistencia; el Virrey del Río de la Plata Rafael de Sobremonte sólo atinó a la fuga; y el día 27 los invasores ingresaron en la Gran Aldea. El General Beresford se instaló en el Fuerte y una nave inglesa fue despachada a Londres con un gran botín.

 photo 12 de agosto dia de la reconquista de buenos aires_zpssnvatbnq.png

Escribiría el Dr. Mariano Moreno: “…yo he visto en la plaza llorar muchos hombres por la infamia con que se les entregaba, y yo mismo he llorado más que otro alguno cuando a las tres de la tarde del 27 de Junio de 1806 vi entrar 1600 hombres ingleses que, apoderados de mi patria, se alojaron en el Fuerte y demás cuarteles de esta ciudad.”
El día 28 el General Beresford hizo izar en el Fuerte el pabellón de Gran Bretaña, saludándolo la artillería de mar y tierra.

El 23 de Julio, el Capitán de Navío don Santiago de Liniers y Bremond, que se hallaba al servicio de España y se había negado a prestar juramento de obediencia a las armas inglesas y al Gobernador Beresford, y que había pasado a Montevideo para proponerle al Gobernador Huidobro la reconquista de Buenos Aires; salió de esa ciudad con unos 600 hombres por tierra rumbo a Colonia del Sacramento, donde debía encontrar más auxilios y una flotilla para transportarlos a la costa occidental del Plata.
El 1º de Agosto, se produjo el primer combate en Perdriel, entre las tropas criollas al mando de Juan Martín de Pueyrredón, quien había recorrido la campaña reclutando y a las que se habían sumado los Blandengues de Antonio Olavarría, y el famoso regimiento Nº 71 de Highlanders, quienes obtuvieron la victoria en esa ocasión.
El 3 de Agosto Liniers salió de Colonia con sus tropas ocupando veinticinco buques, tomando rumbo hacia el Paraná de las Palmas; desembarcando el 4 en las Conchas, (El Río Reconquista) a siete leguas de Buenos Aires, donde se le reunió un gran refuerzo de criollos.

El 10 de Agosto, ya desde Miserere, Liniers intimó la rendición la plaza al jefe inglés, quien rechazó la intimación y aceptó el combate.

El día 11 las tropas de Liniers apoyadas por la caballería de Pueyrredón atacaron a las tropas inglesas en las calles de Buenos Aires, comenzando una encarnazida batalla.

Las tropas criollas ascendían a unos 1936 hombres, cinco cañones y dos obuses. El 12 de Agosto encontró a los ingleses atrincherados en la Plaza Mayor y el Fuerte. A las 9 de la mañana las tropas criollas comenzaron el ataque desde distintos puntos, cuando la situación fue insostenible beresford ordenó replegarse dentro del Fuerte y más tarde una bandera de parlamento apareció en el edificio; más tarde volvió a izarse la bandera española.

La Reconquista de Buenos Aires era un hecho.
Fueron las jornadas de Nuestro Despertar Nacional.

 photo separador_zpsb0heh9hi.png