“Se puede vivir una larga vida sin aprender nada, se puede durar sobre la tierra sin agregar,  ni cambiar una pincelada del paisaje,  se puede simplemente no estar muerto,  sin estar tampoco vivo.   Basta con no amar nunca a nada,  a nadie,  es la única receta infalible para no sufrir.    Yo aposté mi vida a todo lo contrario”

(“Caballos salvajes”,  película Marcelo Piñeyro).

 photo yorkshirelass2_zpsxtyvqj2n.jpg

Una amiga me decía que no piensa enamorarse más ” es un precio demasiado alto”,  el concepto y las cicatrices es relativo a su persona. Dejar que el pasado condicione la forma de actuar en el presente no es buena idea, ni buena elección.

Que en el presente uno o ambas partes de una pareja suelen competir por ver quien proyecta exige y crea expectativas suele ser cierto, añadiendo demasiadas veces celos egoísmo y manipulación… Este catálogo de “virtudes” no son parte del amor son añadidos por un mal aprendizaje… El querer abandonar el jardín por temor a encontrase con alguna oruga evita que conozcas a una mariposa si es un precio demasiado alto.  

Desconozco autor.

 photo barrira_zpsmamwf98h.png