René Gerónimo Favaloro (La Plata, Argentina, 12 de julio de 1923 – Buenos Aires, Argentina, 29 de julio de 2000) fue un prestigioso Educador y médico cardiocirujano argentino, reconocido mundialmente por ser quien realizó el primer bypass cardiaco en el mundo.

 photo DRRENEFAVALORO2016_zpsu0jrobrt.png
Estudió medicina en la Universidad de La Plata y una vez recibido, previo paso por el Hospital Policlínico, se mudó a la localidad de Jacinto Aráuz para reemplazar temporalmente al médico local, quien tenía problemas de salud.
A su vez, leía bibliografía médica actualizada y empezó a tener interés en la cirugía torácica. A fines de la década de 1960 empezó a estudiar una técnica para utilizar la vena safena en la cirugía coronaria. A principios de la década de 1970 fundó la fundación que lleva su nombre.
Se desempeñó en la Conadep, condujo programas de televisión dedicados a la medicina y escribió libros.
Durante la crisis del 2000, su fundación tenía una gran deuda económica y le solicitó ayuda al gobierno sin recibir respuesta, lo que lo indujo a suicidarse. El 29 de julio de 2000, después de escribir una carta al Presidente De la Rúa criticando al sistema de salud, se quitó la vida de un disparo al corazón.

Respeto por la vida y la dignidad humana, ética y excelencia profesional, compromiso social y vocación de servicio son algunos de los valores que la Fundación Favaloro sostiene en la actualidad, como principios básicos para el desempeño de una actividad médica que su fundador, René Favaloro dejó para sus sucesores.

“ Favaloro fue un profesional que por sobre todas las cosas priorizó lo humano como pilar fundamental en su vida\\\” expresó el Dr. Franco Giannoni, presidente del Colegio de Médicos de la provincia de Buenos Aires.
“Todo lo que aprendió en la vida también lo trasladó a su formación y capacitación. Fue sin dudas un hombre de entrega total a sus pacientes, de hecho, la Fundación Favaloro conserva los principios que supo inculcar, brindando lo mejor a la comunidad”, reflexionó.

Recordó que tras su experiencia como médico rural, “entendió la necesidad de la gente y de allí, lo que aprendió lo trasladó a la Fundación”. La salud pública pasaba un momento económico difícil y aún así sacó el pecho y salió adelante, a pesar de los gastos internos que tuvo que afrontar para mantenerse”.

Bien se recordará siempre la lucha infatigable de este gran médico cardiocirujano argentino, cuando durante la presidencia de Fernando de la Rúa solicitó la ayuda al Gobierno, sin recibir una respuesta oficial. Después de su muerte, se supo que De la Rúa nunca había leído su carta, en la que simplemente expresaba su cansancio de “ser un mendigo en su propio país”, por lo que le solicitaba ayuda para recaudar fondos para la Fundación.
Además, expresaba que la sociedad argentina necesitaba su muerte para tomar conciencia de los problemas en los que estaba envuelta.
Fue así como un 29 de julio, René Favaloro decidió quitarse la vida.
Ejemplo y orgullo para los argentinos.

 photo 4C_zpslpia8y1i.png