Esta celebración comenzó en Argentina el 15 de junio de 1908 como “Fiesta del Libro”. Ese día se entregaron los premios de un concurso literario organizado por el Consejo Nacional de Mujeres. En 1924, el Decreto Nº 1038 del Gobierno Nacional declaró como oficial la “Fiesta del Libro”. En 1941, una resolución Ministerial propuso llamar a la conmemoración “Día del Libro” para la misma fecha, expresión que se mantiene actualmente.
A medida que pasan los años los soportes cambian. Debido a la introducción de innovaciones tecnológicas, a mediados de los noventa muchos eran los que dudaban de la perdurabilidad del libro y algunos hasta llegaron a augurar su total desaparición. Motivos parecían no faltar.
 photo ANDYCOOPER90415_zps82qier9u.png
El Proyecto Gutemberg de Michael Hart dio el puntapié inicial con la creación de una biblioteca digital con obras de dominio público. En 1981, salió a la venta el primer libro electrónico: Random House’s Electronic Dictionary. Después aparecieron la tinta y el papel electrónico.

¿Qué ha pasado en estos años? La historia del libro de estas últimas décadas ha mejorado la calidad de conservación de los textos y los costos de producción.

Pero ¿qué resultados han tenido estas innovaciones en el acceso a la información? ¿En qué han afectado estos cambios en el uso/lectura de libros? Estos cuestionamientos nos permiten reflexionar acerca del tema y a celebrar la permanencia de los libros entre nosotros.
La revolución del Libro

Las tablas de arcilla o bajorrelieves en diferentes piedras fueron los primeros soportes. A los egipcios les corresponde el invento del papiro, una especie de papel fabricado con una planta que crecía a orillas del Nilo. Las láminas de papiro medían hasta 49 cm de largo y 20 cm de ancho. Se lasenrollaba y lo usaban los escribas para asentar sus escritos. Los chinos aportaron un soporte mucho más perdurable: el papel. Este invento aparece en los registros históricos en el año 105 d. c., pero es sin duda más antiguo. El pergamino fue el sistema usado en Europa durante la Edad Media y tenía la ventaja de que se podía escribir de las dos caras. Se agrupaba en varios pliegos y se cosía formando los códices, que poco a poco fueron constituyendo lo que hoy se conoce como un libro. En esta evolución el impacto más decisivo para la humanidad fue la aparición de la imprenta. En los comienzos de la imprenta se utilizaban los incunables, pero hacia el siglo XVI se dejaron de usar. Con la imprenta llegó la democratización del acceso al saber: hoy es difícil imaginar un mundo en donde se usara en forma casi exclusiva la narración oral para comunicar experiencias e impartir educación. En definitiva: hoy no se puede negar que el avance de la ciencia y de la tecnología habría sido imposible sin la existencia del libro.

Tablilla
Uno de los primeros acercamientos al libro fue la tableta de arcilla o de barro cocido que contenía caracteres o dibujos realizados con un punzón. Se cree que las primeras civilizaciones en utilizarla fueron los pueblos de Mesopotamia, como los sumerios y los babilonios.

Los antiguos egipcios utilizaban esta planta de largos tallos,
originaria de África y de Asia.
Para elaborar los papiros cortaban el tallo
en forma de tiras muy finas.

Papiro
El material con el que se hacían los rollos egipcios era el papiro. Se obtenía del tallo de una planta del mismo nombre. Los primeros libros sagrados se escribieron en este material y, más tarde, en pergamino. Originalmente la Biblia estaba presentada en rollos, es decir, en largas fajas de papiro o de piel, unidas en los extremos a dos bastones y giraba en torno de uno de ellos.

Pergamino
El pergamino se realizaba en cueros de animales (terneros, cabras, etc.) blanqueados y tratados hasta lograr una superficie uniforme. A diferencia del papiro, el pergamino era mucho más durable y fue muy significativo en la cutura medieval.

Papel
El pueblo chino tiene un lugar destacado en la historia del libro ya que aportó su inestimable contribución con el descubrimiento del papel. Se trata de un material en forma de hojas delgadas que se fabrica entretejiendo fibras de celulosa vegetal. Se usa tanto en la escritura como en la impresión. Ha sido utilizado en forma de rollo, con las hojas pegadas lateralmente y, posteriormente, tomó la forma del cuaderno. No hace tanto tiempo se lo impregnaba con una sustancia para darle un tono amarillento.

Viaje a la Tierra Sancta (1498)

Incunables
Los incunables fueron los primeros libros impresos y se utilizaron a partir de la invención de la imprenta hasta principios del siglo XVI. Se confeccionaban con un papel de mucho cuerpo y de tinte amarillento. La primera obra impresa con este sistema fue la Biblia. Se trata de obras de gran valor artístico ya que significaron valiosas fuentes para la época: por su formato de libro permitieron la difusión de la información a través de Europa.

Johann G. Gutenberg

La Biblia de Gutenberg
a dos columnas y en dos tomos

Prensa manual con planchas de madera grabadas, usada en los monasterios para reproducir escenas sagradas y algunos manuscritos. No quedan vestigios de los trabajos hechos con ella.

Imprenta
La invención de la imprenta es originaria de China (período de la dinastía Song: 960-1279). Gutenberg es considerado el inventor de la imprenta, pero en realidad perfeccionó la prensa de impresión descubierta por los chinos. Sin embargo, no fue simplemente una evolución de lo anterior, ya que logró reunir los sistemas necesarios para crear el primer libro con tipos móviles. La primera prensa inventada por Gutenberg era una estructura compuesta por un bastidor de madera y dos platos lisos. Su trabajo más importante fue la edición de La Biblia en 42 líneas. Se imprimieron aproximadamente 165 ejemplares en papel y 35 en pergamino. Actualmente, se conservan 48 ejemplares. La evolución de la imprenta permitió agregar colores e imágenes a los libros, para obtener textos llamativos, ágiles y modernos. En este panorama, los impresores empezaron a interesarse por desarrollar sistemas cada vez más tecnificados, para dar mayor rapidez.

Anatomía de un libro
A lo largo de la historia existieron diferentes formas de realizar las ediciones de libros. Aquí se toma como ejemplo una edición completa, de calidad. Antes era más común. Hoy en día es considerada una edición de lujo ya que requiere un alto presupuesto. Habitualmente, se utilizan sólo algunos de estos elementos.

Páginas de guarda: Primera y última páginas que van en blanco y que sirven para proteger el interior (en algunas ediciones estas hojas son de diferente calidad y color que las hojas interiores).
Portadillas: La página uno puede contener sólo el título de la obra y muy poca información más. La página tres, a la que también se suele llamar portada, debe contener, por lo menos, el título de la obra, su autor y la editorial.
Página dos: Aquí se coloca toda la información de la obra (título original, autor, traductor, reservas legales de derechos de autor, número de ISBN -International Standard Book Numer: a cada libro publicado le corresponde un número y un gráfico de barras, esta normativa facilita la búsqueda de libros y su catalogamiento, en cada país hay una autoridad que se encarga de administrar estos números-, datos de la editorial, imprenta, cantidad de ejemplares impresos, etc.). Hasta hace poco, parte de esta información, llamada colofón, se publicaba en las páginas finales.
Agradecimientos, dedicatorias, índices: Este tipo de páginas se pueden colocar luego de las preliminares ya explicadas y antes de comenzar el texto del libro. El índice también puede ir en las páginas finales.

Fuente: http://www.me.gov.ar/efeme/15dejunio/index.html

 photo barrota_zpsbc3f2bd6.png

Anuncios