Con el objetivo de motivar a las personas para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo; promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales, y fomentar la cooperación para que el medio ambiente sea sostenible, la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 2994 (XXVII) del 15 de diciembre de 1972, designó el 5 de junio Día Mundial del Medio Ambiente, para sensibilizar a la opinión pública respecto de la necesidad de preservar y mejorar el medio ambiente.
 photo FRAMECLUSTER30616_zpsg2vfvi2m.png
Si bien existe una inmensa cantidad de formas en las que este día crucial se celebra en los diferentes países, la tónica común pasa por la educación y por el fomento de la toma de conciencia de la responsabilidad que cada individuo tiene en referencia a su Medio Ambiente particular y el general. Las celebraciones más habituales incluyen jornadas de información, plantación de árboles, conciertos y campañas de limpieza.OrigenEl Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la Asamblea General de la ONU como una forma de conmemorar y recordar la conferencia de la Asamblea General que se celebró en 1972 en Estocolmo, Suecia. En la misma sesión se aprobó la formación del PNUMA. Este día se celebra en todo el mundo y en muchos lugares hay actividades relacionadas con el mismo durante las semanas previas y las posteriores.Tema del Día del Medio Ambiente de la ONUCada año, el Programa de Medio Ambiente de la ONU propone y desarrolla un tema específico que se utiliza a nivel mundial para crear conciencia en los gobiernos, las organizaciones y los individuos, mediante un mensaje que intenta que todas las personas se informen de cuáles son las amenazas que enfrenta el medio ambiente y aporten ideas que ayuden a resolverlas.El tema para el año 2015 fue “Siete mil millones de Sueños. Un Planeta. Consumir con cuidado”, que apuntaba a que existen siete continentes, con más de siete mil millones de personas que tienen derecho a comer, beber y vivir de la mejor manera.La realidad es que la mayor parte de la población no se preocupa por el medio ambiente ni es consciente de que sólo tenemos un planeta en el que vivir, con una superficie limitada y una capacidad de producción que también tiene cotas. Y que lo cierto es que si seguimos utilizando los recursos naturales disponibles como lo hacemos hoy, estaremos condenando a las generaciones futuras a pasar hambre, por eso es de vital importancia detener el despilfarro de alimentos y reutilizar al máximo los recursos. Tema para el 2016 En este año el tema elegido es: “lucha contra el comercio ilegal de vida silvestre” y se ha decidido intentar que el día del Medio Ambiente sirva para concienciar a la gente acerca de esta plaga de la biodiversidad.Cuando un animal es quitado de su medio natural se desencadenan una serie de procesos todos ellos perjudiciales para el Medio Ambiente y ello solo para que acabe como mascota, espécimen de zoo, en un circo o en algún otro tipo de cautividad en manos de personas que tienen un alto poder adquisitivo y muy poca decencia y sentido común.Existen infinidad de activistas, de organizaciones sin fines de lucro y de conocidos personajes como es el caso del español Frank Cuesta y más recientemente Leonardo Di Caprio, Oscar al mejor actor del año pasado, quienes alzan sus voces y se involucran en la lucha contra estas prácticas y en defensa del Medio Ambiente.Pero además están quienes desde el anonimato en las escuelas e institutos (sin que haya un programa lectivo que se los indique) y en sus vidas diarias, explican a las nuevas generaciones y comparten con sus amigos familiares y vecinos las bondades de proteger a la fauna autóctona, de preservar la biodiversidad local y que una forma de hacerlo es no tener mascotas exóticas.Son esos mismos a los que se les oye muchas veces decir: si, sin dudas sería bonito tener un mono o un tigre como mascota, pero en realidad ¿qué pintan estos animales fuera de sus ecosistemas locales? Si tanto nos gustan deberíamos luchar para que estén en sus lugares de origen, nunca en una jaula, en un zoo, en un circo o en un acuario.

Cuidemos nuestro lugar que es nuestro ambiente, con pequeñas acciones cotidianas, sólo así podremos mejorarlo.

 photo barrita3_zpsf5cb9b7c.gif