Ni siquiera a Dios.
Cuando lo buscamos entre cuatro paredes llamadas iglesia, templo, pagoda….
El pasa a ser inalcanzable; cuando lo encontramos en nuestro interior
nos acompaña en cada paso y nos habla en cada silencio.
A medida que vamos calmando nuestra mente se va abriendo nuestro corazón,
empezamos a fluir, a sentir la flexibilidad que solo se encuentra siendo el amor que somos,
a descubrir nuestra divinidad.

 photo CHALLCOLOR270516_zpsadenkcbe.png
Meditar no es poner nuestro cuerpo en una posición determinada,
es callar nuestra mente y poner nuestro corazón en la actitud apropiada.
PARA QUE TODO SEA DIFERENTE
NO ES NECESARIO QUE EL MUNDO CAMBIE,
ES IMPRESINDIBLE QUE CAMBIEMOS NOSOTROS.

Centro Holístico Para La Sanación Integral

 photo Barritasepasadora_zpssij5vcob.png