Esta importante fecha se instauró en 1970 en los Estados Unidos de Norte América. En el Día de la Tierra de 1990, más de 200 millones de personas en 141 países de todos los continentes participaron en celebraciones en sus comunidades. La movilización de grupos le dio más autoridad a los ciudadanos, enlazó globalmente a las organizaciones no gubernamentales (ONG) y obligó a los jefes de estado a participar personalmente en la Cumbre de la Tierra de las Naciones Unidas en Río de Janeiro.

 photo diadelatierra_zpstaodjs2n.png

Hoy la tierra resiste como puede las constantes agresiones que erosionan cada vez más la vida del planeta. Fenómenos como el efecto invernadero, la destrucción de la capa de ozono, la muerte de los bosques y la contaminación de los suelos no son más que una escalofriante muestra de los riesgos que amenazan el ambiente terrestre. Ahora nuestro gran desafío es forjar y mantener una sociedad sostenible.

La Madre Tierra es una expresión común utilizada para referirse al planeta Tierra en diversos países y regiones, lo que demuestra la interdependencia existente entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos. Por ejemplo, en Argentina la llaman «Pachamama» y nuestros ancestros en Nicaragua se referían a ella como «Tonantzin».

El 22 de abril de cada año, más de 1000 millones de personas en 190 países participan en el Día de la Tierra. En ciudades tan diferentes y distantes como San Francisco, San Juan, Bruselas, Moscú o Marrakech, los ciudadanos plantan árboles, limpian sus comunidades y contactan con sus representantes políticos en defensa del ambiente.
Nosotros mismos, y al margen de sumarnos a los actos que se organizan en todos los países, podemos celebrar El día de la Tierra de una forma ecológica y de manera particular. ¿Qué podemos hacer? Pues podemos realizar pequeños actos que en conjunto que en realidad conformen grandes actos. Aquí les enumeramos 20 para que tengan en cuenta.

Recomendar a un amigo que cambie de las lámparas incandescentes a las lámparas de bajo consumo.
Hablar a la gente sobre los beneficios de las energías renovables, y lo malas que son las energías fósiles para nuestro mundo.
Aconsejar a todos que por un día, desconecten su conexión a internet y que apenas gasten electricidad.
Otra idea es plantar un árbol. E invitar a vuestros amigos a hacer lo mismo.
Enseñar a los niños a apreciar y a cuidar a la naturaleza. Y  la importancia de la biodiversidad.
Jugar con los niños en la calle. Aprovechar este día para enseñarles por ejemplo la importancia de cuidar del medio ambiente pero no desde casa, o desde un ordenador sino desde el mismo barrio.
Decirle a esa persona que ha arrojado basura en la calle, que la levante y la tire en el contenedor de la basura.
Reciclar y alentar a nuestros amigos también a que lo hagan. Que sepan qué es biodegradable y qué no lo es.
No utilicen bolsas de plástico, y si se tienen que usar, lo mejor es reciclarlas. Pueden usar las que les dan en los comercios como bolsas de residuos. Se pueden difundir estas ideas entre los amigos. Miles de animales lo van a agradecer.
Se puede difundir entre quienes no lo saben, qué es el calentamiento global, y qué asociación tiene con el cambio climático.
Aprovechar para hacer algo de limpieza social. En este día, algunas organizaciones se dedican a proponer distintos lugares que necesitan una limpieza pero están abandonados.
Calcular tu huella de Carbono. Con la ayuda de un calculador de carbono podrás conocer cuál es tu contribución personal al calentamiento global y de este modo, poner remedio y reducir tu propia contaminación.
También se pueden explicar a los amigos qué son los gases de efecto invernadero, y cómo afectan a nuestro planeta produciendo el calentamiento del planeta.
Siempre que se pueda, se ha de evitar utilizar transportes que contaminen. Es mejor utilizar la bicicleta para ir a lugares cercanos, y si para los más cercanos, caminando.
Practicar algún deporte. Ya hemos aconsejado a que salgas de casa, o que tomes consciencia del exterior que te rodea. Practicar un deporte te mantendrá en conexión con la tierra mientras te pones en forma. Quién sabe, quizás tomes la costumbre y gracias al Día de la Tierra comienzas a cuidarte más y también a tu entorno.
También puedes optar por cambiar tus productos de limpieza ya que estos cuentan con un buen número de componentes químicos, de modo que quizás ha llegado el momento de empezar a hacer tus propios productos de limpieza, y con ello que seas capaz de contaminar menos.
Por otro lado podemos intentar también nuevos hábitos en nuestra alimentación, y de este modo puede que te guste dejar de comer carne y otros derivados, así como alimentos procesados y probar la comida vegetariana.
Compartí en redes sociales o a través de otros medios, tu “selfie” por el día Mundial de la Tierra.  Seguro que en un día como este te gustará poder hacer fotos de todo aquello que hagas. Ahora es el mejor momento de todos para hacerte el “selfie” de rigor.
Comenzá a pensar en cambiar a un coche eléctrico.
Procurar que todos los días sean el día de la Tierra. Para ello, nada mejor que comprometerte a cuidar a diario de tu planeta. A veces las pequeñas acciones de todos juntos son las que dan pie a los grandes cambios.
No es broma, no es exageración. En los últimos 35 años hemos perdido un tercio de la vida silvestre global. Sí, un tercio. Es muchísimo!!!

Cuidemos a nuestro planeta, y logremos que los demás también lo cuiden. Por eso en este Día de la Tierra, hagan algo para el cambio, aunque sea algo tan pequeño como uno de estos 10 puntos que hemos enumerado.

 photo Manue_romance_element15.png