El otoño se adelantará un día este año. El domingo 20 de marzo se produjo el equinoccio de marzo que dará comienzo a nueva estación en el hemisferio sur y no el 21, como ocurre tradicionalmente.
 photo CHALLCOLR150515_zps0xx0qxv4.png
Precisamente, desde la 1.30 del día de ayer, momento en el que el sol formó un ángulo recto con el Ecuador terrestre.

El clima acompañará el inicio de la nueva estación.

El equinoccio se refiere a un evento astronómico que pasa dos veces al año, el primero alrededor del 21 de marzo y el segundo alrededor del 21 de septiembre. El primero se llama el equinoccio de primavera o vernal y el segundo se llama el equinoccio de otoño u otoñal, ya que los equinoccios marcan el inicio de la primavera y el otoño, respectivamente, en el hemisferio norte (el hemisferio sur tiene las estaciones invertidas). El término equinoccio proviene de su característica principal: son las dos fechas del año cuando el día y la noche tienen la misma duración.

Características astronómicas del equinoccio

Al proyectar la línea del ecuador de nuestro planeta hacia el espacio, se deriva una línea imaginaria que se denomina el ecuador celestial. El equinoccio es el punto donde la trayectoria del sol cruza el ecuador celestial, también conocido como la intersección de los ecuadores eclíptica y celestial.

El equinoccio marca el punto sobre la esfera celestial donde el ángulo de los rayos del sol miden 90 grados a mediodía en el ecuador; es decir, la trayectoria del sol forma un ángulo de 90 grados con el eje del Planeta Tierra.

El equinoccio vernal también se conoce como el primer punto de Aries, mientras al equinoccio otoñal se dice el primer punto de Libra. Esto se debe a que, hace unos 2.000 años, los equinoccios marcaban el inicio de dichas constelaciones. Sin embargo, actualmente el equinoccio vernal ocurre en la constelación de Piscis, debido a la precesión de los equinoccios (un ciclo de 26.000 años que resulta en el movimiento gradual de los equinoccios hacia el occidente).

Celebraciones del equinoccio en el mundo

Muchas culturas celebran el equinoccio de primavera como el inicio de la temporada de crecimiento y plenitud. ¿Alguna vez te has preguntado que Jesús qué tiene que ver con conejos y huevos? Estos son símbolos de fertilidad y primavera, más específicamente de la diosa Ostara (de donde viene el nombre Easter), y originalmente correspondían a la celebración del equinoccio vernal. En Irán y Afganistán el equinoccio vernal marca el inicio del año nuevo, y muchos países de Europa tienen festivales tradicionales de primavera.
En el Hemisferio Sur celebramos al Otoño.

 photo separador_zpsd6905ea1.png