El joven músico argentino llamado Luciano Ariel Pereyra ha nacido el día 21 de Septiembre de 1981 en la ciudad de Luján, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
Se ha criado por una familia humilde y de gran corazón, formada por sus padres y su hermano.
Luciano ha sentido su primer contacto con la música con tan sólo tres años, al tararear una canción aprendió en la radio, y en ese mismo año le obsequian una guitarra para Navidad.
Un año más tarde, Pereyra participa en un concurso de ATC, un canal de Argentina, en donde llega a la final concursando.
Luego, ya a los 9 años de edad, canta en “Festilindo”, un programa infantil en donde también pasa a ser finalista, y también ha derrochado talento al cantar en el programa de Xuxa donde interpretó “Sólo le pido a Dios” de León Gieco, tema con el cual 10 años después se haría famoso internacionalmente.
Luciano desde que ha recibido su guitarra, ha tomado clases, y a medida que llegaban los años acompañaba a su padre en los escenarios con su conjunto de música folklórica llamado “Los del Regreso”, recorriendo todo el país cantando en diferentes peñas.
Tras pasar su adolescencia junto al cambio de su voz, deja de cantar por un tiempo y retoma a los 16 años cuando forma parte de un equipo de una escuela de fútbol lujanense. Aquí en el entrenamiento un día los visita un ex jugador de Boca, el “Chapa” Suñé, quien lo ha visto jugar y lo invita a probarse en Boca, momento el que se lesiona la rodilla en el segundo entrenamiento de las inferiores del club, hecho que lo aleja definitivamente del fútbol.
Y debido a este hecho decide retomar con otra de sus pasiones, a la cual nunca había abandonado, y comienza a presentarse en diversas confiterías de Luján cantando zambas y chacareras, en donde ha sido descubierto por Horacio Guarany, quien se ha convertido en su padrino artístico.
De la mano de él, Luciano llega a las disquerías en el año 1998 con “Amaneciendo”, su primera placa discográfica, que muestra trece canciones, en donde su voz recorre las más bellas y románticas melodías en los ritmos de valses y baladas, combinadas con chacareras y géneros tradicionales como la zamba y el carnavalito. De este trabajo desprende la canción elegida por el público llamada “Soy un inconsciente”, el cual lo lleva a conocerse fuera de su ciudad natal.
Si bien contaba con 260.000 placas vendidas y se ha convertido en el éxito del año, siendo galardonado con el “Cuádruple de Platino”, llega el desafío de Pereyra que sería llegar a Capital Federal. Y si, llega allí en el año 1999 al presentarse en el Teatro Ópera de la calle Corrientes, en donde ha contado con la compañía y el apoyp de grandes figuras del folklore como Los Nocheros y Horacio Guarany entre otros.
Al llegar el 2000 sale a la luz su segundo disco “Recordándote”, el cual muestra un repertorio compuesto por doce canciones, en dodne algunos han sido escritos por él mismo y presenta un reeditado del tema “Sólo le pido a Dios”. Y de la mano del mismo tema, ha tendio el honor de cantarlo en el Vaticano frente al Papa Juan Pablo II y a más de 2.000.000 de jóvenes de todo el mundo durante el festejo del Jubileo y representando a Latinoamérica.
Este disco muestra hermosas canciones escritas por varios de los grandes de la música como Eduardo Falú, Jaime Dávalos, Francisco Canaro, y Paz Martínez, manteniéndose en el primer puesto del ranking folklórico por más de tres semanas seguidas.
Al llegar el 2001, llega el primer Premio “Gardel” al “Artista revelación del año” y en este mismo año. Luciano se presenta en septiembre del 2001, en el partido de fútbol de homenaje y despedida a Diego Maradona, para cantar el Himno Nacional Argentino.
Su tercer álbum, “Soy Tuyo”, llega en el 2002, mostrando impecables once canciones con una producción de Cachorro López, el ex productor de Sui Géneris, Nito Mestre y actual productor de Diego Torres.
Aquí el notorio éxito a promocionar ha sido “La Distancia”, un clásico de la década del ‘70 del cantante brasileño Roberto Carlos, y con nuevos estilos musicales como el bolero, la balada, el tango y un par de temas propios, logró conquistar a un público más amplio sin descuidar el género que lo llevó a ser reconocido: el folklore, como en “Y así, así”, tema de su autoría y segundo corte de difusión del disco.
Este disco ha tenido su evento para presentación en tres conciertos en el Teatro Gran Rex de Buenos Aires, donde cumple una extensa gira por toda la Argentina y varios países de Sudamérica durante todo el 2003.
Y en este año maravilloso el cantante argentino se anima a más y participa en la película “Tus Ojos Brillaban” de Silvio Fishbein encarnando el personaje de un joven mozo de café llamado Poroto y, además, interpreta “Luz de mis ojos”, tema central de la banda de sonido del film.
Y siguiendo con su faceta de actor, en el año 2004 Pereyra continua al formar parte del elenco de la comedia televisiva “Los Pensionados” en la cual compuso el papel de Fernando Gutiérrez, un chico del interior que termina triunfando como cantante luego de presentarse en un reality show. Pero jamás son abandonar la música, en el mes de junio de 2004 Luciano presenta su nuevo trabajo discográfico en el que incluye algunas canciones de su propia autoría.
El disco porta su mismo nombre “Luciano”, y cuenta nuevamente con el mmismo productor y una docena de temas entre ellos dominan varios estilos como huayno, baladas y fusiones de diferentes subgéneros del pop.

 photo guardiota_zpskqykliaj.gif