Si te digo: “Relájate”, te será imposible porque no sabrás que hacer.
Así es como muchos pseudomaestros de la relajación siguen diciendo, “Simplemente relájate. No hagas nada; sólo relájate”.

 photo CHALLTUBE2RED101115_zpsjstlelwx.png
¿Qué has de hacer entonces?
Puedes seguir simplemente tendido,
pero esto no será relajación.
La agitación interior seguirá manteniéndose…
y además ahora un nuevo conflicto vendrá a añadírsele:
cómo relajarse.
Habremos añadido un problema más.
Todo el sin sentido estará allí, toda la agitación estará allí,
con algo añadido:
cómo relajarse.
Una nueva tensión ha sido ahora añadida a todas las viejas tensiones ya existentes.
De modo que la persona que trata de vivir una vida relajada
es paradójicamente la persona más tensa que pueda haber.
Ha de ser así porque no ha comprendido el fluir dialéctico de la vida.
Cree que la vida es un flujo en línea recta,
que puedes decirte a ti mismo,
“¡Relájate!” y que inmediatamente te relajarás.

Es imposible relajarse así.
Por eso, si vienes a mí, nunca te diré,
“¡Relájate!”.
Te diré,
“Primero ponte tenso, tan tenso como te sea posible”.
¡Ténsate completamente!
Primero permite a tu organismo estar completamente tenso,
permítele llegar al punto máximo de tensión.
Y entonces, espontáneamente, llegarás a sentir en ti la relajación.
Tú hiciste todo cuanto pudiste;
ahora la energía de la vida
se ocupará de crear el opuesto.
Osho

 photo vs2_72_L_zpsmssig2x5.png

Anuncios