El 12 de diciembre de 1996 la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) invitó a los estados miembros a que todos los años, el 16 de noviembre, observen el Día Internacional para la Tolerancia.
 photo SCRAP151214BABYANGEL_zpsc999dd8e.png
El 16 de noviembre de 1995 los Estados miembros de la Unesco habían aprobado la declaración de principios sobre la tolerancia y el plan de acción de seguimiento para el año de las Naciones Unidas para la tolerancia.

Según la ONU, el desarrollo de la tolerancia y la confianza en las diversas comunidades no se logra de la noche a la mañana; es algo que requiere tiempo y esfuerzos. Establecer la tolerancia supone el acceso a la educación. La intolerancia suele tener sus raíces en la ignorancia y el temor: temor a lo desconocido, al “otro”, a otras culturas, religiones y naciones. La intolerancia está también estrechamente ligada a un sentimiento exacerbado de autoestima y orgullo, nociones enseñadas y aprendidas a edad temprana. Por tanto, en los próximos años tenemos que hacer más hincapié en educar a los niños acerca de la tolerancia, los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Pero no debemos olvidar que la educación no termina en el aula, y que los adultos -en primer lugar como personas capaces de cometer actos de intolerancia, pero sobre todo en su calidad de padres, legisladores y encargados de la aplicación de la ley- también han de estar entre los principales destinatarios de nuestros esfuerzos educativos.

Un Día Internacional de la Tolerancia puede ser una ocasión anual de la educación para la tolerancia así como de reflexión y debates sociales y políticos de mayor alcance sobre los problemas de intolerancia locales y mundiales.

Si bien el problema de la intolerancia es mundial, en cuanto está aumentando en muchas partes del mundo, las manifestaciones de intolerancia generalmente adoptan formas locales o nacionales. Así, para ser eficaces, las normas mundiales contra la intolerancia tienen que combinarse con medidas locales, nacionales e individuales.

Unesco propuso diez ideas para la celebración del día internacional de la tolerancia

Diversidad en la comunidad
Derechos humanos
Programa individual de tolerancia
No a la violencia
Diversidad ecológica y diversidad humana
Tolerancia religiosa
Actualidades
Deportes y tolerancia
Creatividad en el trabajo
Vínculos internacionales
La tolerancia es un principio cardinal de la vida en sociedad, natural emanación del respeto de los derechos y la dignidad de las personas.

Este principio, que reviste más vigencia que nunca, está gravemente amenazado. La diversidad cultural es blanco de los ataques de grupos extremistas que pretenden imponer su visión sectaria del mundo, y ciertas minorías se ven perseguidas y sufren tentativas de “limpieza cultural”. Dentro de las sociedades, las crisis económicas o sociales sirven a veces de pretexto para buscar chivos expiatorios y alimentar sentimientos de rechazo del otro. Ante todas estas dificultades, debemos reafirmar enérgicamente el imperativo de tolerancia, recordando que toda cultura merece respeto y que no hay credo que justifique el odio o desprecio del prójimo.
Que desafío tan grande se nos impone hoy…

 photo barrita_zpsurhi9mtu.png

Anuncios