NUESTRA MÚSICA POR REGIONES
NOROESTE:
El noroeste presenta un folklore muy variado. En Jujuy hay muchas influencias del altiplano donde se destaca el Huayno, la Saya, Carnavalitos, Bailecitos, el triste, el Takirari, el yaraví y el Sikurí. En Salta las Zambas y las Bagüalas juegan un papel predominante. En tanto que en el norte de La Rioja la Chaya y la Vidalita Riojana son quienes dominan. Mientras que en el norte de Catamarca las Cuecas son las más escuchadas. En el noreste de Tucumán y noreste de Santiago del Estero. las zambas, gatos, escondidos, chacareras y vidalas son de lo más común.

 photo CANTOR_zps8izjau5u.png

CHAQUEÑO:
Aquí en el Chaco, Formosa, noreste de Santiago, norte de Santa Fe y este de Salta, las chacareras, las polcas y zambas son muy habituales, aunque en esta región convergen diferentes estilos musicales es por eso que tienen un lugar importante también el gato, los takiraris y el Chamamé.

CENTRO:
En el sudeste de Tucumán son habituales las zambas, chacareras, gatos y escondidos al igual que en el sudeste de Santiago de Estero donde las chacareras son la música tradicional por excelencia de esta provincia, podemos agregar también el Remedio y la Arunguita de influencias quechuas en el lenguaje. En el norte cordobés se oyen chacareras, zambas, la jota cordobesa, bailecito cordobés y el gato. En Córdoba en los últimos tiempos el Cuarteto se ha transformado en algo muy popular sobre todo entre los más jóvenes.

CUYO:
En las provincias de San Juan, Catamarca y San Luis, y en el este de La Rioja y Catamarca predominan la tonada, el vals y el gato, aunque sin duda la cueca es la música de mayor difusión. En esta zona hay una gran influencia chilena. La Chaya también tiene aquí un papel importante. En San Luis se baila mucho el Cuando.

LITORAL O MESOPOTAMIA:
En Misiones se funde lo güaraní con lo brasileño, aunque también la inmigración europea dejo sus huellas, trayendo el Schotis, convirtiéndose junto a la galopa y la güaranía en la principal ritmo de esta provincia. En Formosa es muy notable la influencia güaraní. En Corrientes el Chamamé es lo más popular, así como también lo son el valseado y el rasguido doble de notable difusión también en Santa Fe y Entre Ríos, aunque en Entre Ríos la Chamarrita ocupa un lugar destacado junto con el Tanguito Montielero, la chacarera estirada y la Milonga.

PAMPEANO:
En Buenos Aires, La Pampa y el sur de Santa Fe y Córdoba se ponen de manifiesto las problemática social-rural y abundan los estilos solistas y acompañados solo por guitarras. Es así como se destacan la Huella, la Milonga, el Cielito, el Estilo y la cifra.
Aquí también los “payadores” improvisan recitados, triunfos y vals, mientras muchos bailan el malambo y el Pericón. En la parte porteña de Buenos Aires, en la Capital, el Tango y la Milonga se llevan el primer lugar entre las preferencias, aunque el candombe también tiene su lugar por la influencia rioplatense.

PATAGÓNIA:
En Río Negro, Neuquén, Chubut, Tierra del Fuego la música tiene rasgos de los aborígenes que habitaron por mucho tiempo esa región. Se destacan el loncomeo, la cordillerana, el chorrillero, el kultrún y el kaami, así como también en el norte de esta región la Huella es quien domina.

Fuente: http://folkloreargentino.blogspot.com.ar/

 photo barrita_zpsurhi9mtu.png

Anuncios