El Mate: Si debiéramos mencionar un elemento que caracterice al gaucho, sin lugar a dudas diríamos el MATE.
Esta infusión cuyo nombre proviene del quichua “mati”, calabacita, es una de las bebidas predominantes en la dieta del gaucho y que ha trascendido hasta nuestros días siendo utilizado como desayuno, merinda o tan sólo como companía, ya sea para pasar el tiempo o para invitar a las visitas.
El mate, propiamente dicho, está compuesto por varios elementos a saber:
 photo MATE_zpsjb2mzojb.png
La calabaza, también llamada “mate”, es un recipiente que sirve de contención del líquido que se suministra (agua) para obtener la infusión.

La yerba mate: Es una planta cultivada en las zonas más tropicales de nuestro país, y también en el Brasil y Uruguay, posee una hoja de bordes dentados y es secada, triturada, y tratada para el consumo.

La bombilla: Es una varilla ahuecada en cuyo extremo que va dentro de la calabaza posee una “rejilla” que permite el filtrado de la yerba mate y logra que solo ingrese el líquido a la boca.

La preparación del mate es muy variada, y para mucha gente es un ritual que se prepara con mucho cuidado.
Antes de explicar el método básico de la preparación del mate, tenga en cuenta los siguientes pasos.
Lo primero que va a necesitar para preparar un mate es, principalmente, un “mate”, estos son de distinta forma, tamaño y composición, los hay de calabazas, madera, plástico,vidrio y metal, pero yo recomiendo el de calabaza, ya que le da un sabor particular, también son de recomendar los que están hechos de palo de yerba mate, palo santo, quebracho colorado o alguna madera dura y estacionada, no así los de pino, álamo o alguna otra madera que pueda dar gusto feo o quebrarse. Junto con el mate necesitará una bombilla, la cual generalmente es de metal, aunque las hay de caña y de plástico. También necesitará una pava con agua caliente o un termo para contenerla. Se aconseja que el agua esté entre los 80 y 90ºC de temperatura, que NUNCA hierva, ya que se quema la yerba. El último elemento que necesitará es la yerba, existen muchas marcas en el mercado, pero lo principal es elegir entre los dos tipos principales: Con palo y sin palo; En Argentina, sobre todo desde la provincia de Buenos Aires hacia el Sur, se toma mate con yerba con palo. Ya subiendo, más que nada en el límite con el Brasil se suele tomar mate con yerba sin palo. Actualmente se venden algunas yerbas que contienen cascarillas de limón, naranja, pomelo o café, que sirven de saborizante.
Una vez conseguidos estos cuatro elementos (contando el agua) debemos proceder a la preparación.

1) Se recomienda empezar a calentar el agua mientras se prepara el resto del mate (sólo para ahorrar tiempo).

2)Una vez que pusimos a calentar el agua, tomamos la calabaza (o el recipiente elegido), y lo llenamos hasta un tercio de la capacidad total con la yerba elegida (no se recomienda poner mas cantidad ya que la yerba se “hincha” y el mate queda “corto”, o sea, con poca cantidad de agua).

3) La colocación de la bombilla es un asunto que ha llegado muchas veces a un tema de discusión y debates caseros. Algunos sostienen que ésta debe colocarse tapando el orificio superior, cuando todavía no se le ha agregado el agua, mientras que otros prefieren primero colocar un poco de agua tibia (de la misma pava cuyo agua aun no se calentó) dejar de uno a un minuto y medio en reposo y luego colocar de la manera ya mencionada. Otras personas prefieren poner la bombilla y luego agregar la yerba (método que no es muy conveniente ya que es preferible agitar primero un poco el mate para que el polvillo se asiente). pero en fin… es cuestión de experiencia y de acuerdo a los resultados se logra el método más conveniente.

4) Una vez calentada el agua se procede a “cebar” el mate. En este procedimiento debemos colocar un chorro fino y constante de agua a la altura de la bombilla y desde una altura de mas o menos 10 o 15 cm. es importante e que la altura sea la estimada ya que es necesario que el agua penetre hasta el fondo y permita que levante la yerba.

Nota: Al primer mate es necesario dejarlo reposar un minuto más o menos para que la yerba se humecte bien.

Una vez que la yerba ya no tiene gusto es necesario cambiarla, repitiendo los pasos ya mencionados.

¿Cómo curar el mate?: el curado del mate es muy importante porque elimina los pigmentos que tienen algunas maderas y que dan mal sabor al mate y sella lo poros para evitar que se generen malos olores y/o sabores. Lo primero es darle una buena lavada. Después tenés que llenarlo con agua caliente, dejarlo reposar 1 o 2 minutos y luego tirar el agua. Repetir esta última operación hasta que el agua que sale esté limpia, sin ningún tipo de color. El paso siguiente es llenar el mate de yerba casi hasta arriba y ponerle agua caliente hasta el tope. Esto lo hacés a la noche y lo dejás así hasta el día siguiente. Al otro día le sacás esa yerba, lo enjuagás y lo ponés boca abajo para que se oreé durante el día. Repetir esta operación tres o cuatro días. Ya está listo para cebar.

 photo barrita_zpsurhi9mtu.png