La preocupación por la protección de la Naturaleza es un fenómeno nuevo en la sociedad, la cual se extiende día a día a sectores más amplios, por tal motivo, el 18 de octubre se celebra en varios países el Día de la Protección a la Naturaleza con el objetivo de motivar la responsabilidad ambiental y proteger los espacios naturales que tienen valores singulares de paisaje, fauna, vegetación o geomorfología, y que actualmente están amenazados por distintas causas, todas ellas debido a las actividades humanas, como: contaminación química, incremento de la urbanización por aumento de la población humana, complejos industriales y turísticos, y sequías, incendios, inundaciones, y otras perturbaciones asociadas al cambio climático por el calentamiento global.
 photo 18 de Octubre ndash Diacutea de la Proteccioacuten a la Naturaleza_zpstojbrvtj.png
En el mundo 192 países forman parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero solo 12 son considerados megadiversos porque albergan entre el 60 y 70% de la naturaleza total del planeta. Entre estos países México ocupa el 5º lugar en biodiversidad, gracias a su accidentada topografía, variedad de climas y su compleja historia geológica, biológica y cultural.

Ante la carencia de políticas de población que frenen el actual ritmo de crecimiento demográfico, es necesario no perder de vista la importancia que representa para la vida conservar los recursos existentes, fomentando la responsabilidad de la protección a la naturaleza entre los sectores productivos, públicos y educativos. Estamos llegando tarde a este reconocimiento y los riesgos de un cambio climático acelerado aumentan cada día porque los gobiernos no aceptan todavía la necesidad de disminuir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero que provienen de la industria, el transporte, la generación de energía eléctrica, la producción de papel, y la producción de toda clase de satisfactores que hacen la vida más confortable pero al precio de destrucción del planeta.

Como sociedad y de manera individual podemos y debemos impulsar la adopción del uso de energías alternativas como la geotérmica, solar o eólica, el uso de productos no contaminantes, evitar la tala indiscriminada de árboles, la cacería y el consumo de productos provenientes de especies silvestres. Aprovechar los recursos de manera sustentable modificando los hábitos de consumo y restaurar en la medida de lo posible aquellos ecosistemas que han sido severamente afectados.

“Creemos que ha llegado la hora en que todos los pueblos y gobiernos del mundo cobren conciencia de la marcha suicida que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación del medio ambiente y la biosfera, la dilapidación de los recursos naturales, el crecimiento sin freno de la población y la sobreestimación de la tecnología. Es necesario revertir de inmediato la dirección de esa marcha, a través de una acción mancomunada internacional. Tal Concientización debe originarse en los hombres de ciencia, pero solo podrá transformarse en la acción necesaria a través de los dirigentes políticos”.

Esas palabras fueron mencionadas por el general Juan Domingo Perón el 16 de marzo de 1972, mientras se encontraba en el exilio en Madrid, y las mismas que fueron enviadas al entonces Secretario General de Naciones Unidas, Kurt Waldheim.

Ese mismo año, se instauró, tomando como base las palabras de Perón, el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza, el cual se ha venido celebrando anualmente desde 1972.

El día busca ser la ocasión especial para hacer un llamado constante a autoridades, organizaciones y sociedad mundial en general a frenar la destrucción o el daño a los espacios naturales, en particular a aquellos que se consideran zonas protegidas.

Cuidemos el lugar donde vivimos, que sea como un jardín grande.

 photo linha_tuto15.png