El Ejército divino, mensajeros de Dios en la Tierra, los ángeles, están divididos en jerarquías. Cada una tiene ciertos objetivos específicos que cumplir, sepa cuáles son.
 photo MASK51015_zpspn4ftvwf.png

La tradición angélica tiene una vertiente judía, relacionada con la Cábala, y otra católica, derivada de ella y luego establecida canónicamente.
En ambas tradiciones, las figuras angélicas son similares, aunque su cantidad
es más reducida en la versión cristiana.

La clasificación, de cualquier modo, es la misma.

Los ángeles se dividen en “jerarquías”, haciendo honor al “ejército” divino del que forman parte.
Cada jerarquía tiene una cercanía con el Ser Supremo, así como una misión respecto al mundo y a los seres humanos.
Primera Jerarquía
Querubines: son los más cercanos a Dios, ellos guardan y protegen la gloria divina.
Serafines: son quienes cuidan el trono de Dios y atraen a los demás seres cerca suyo.
Los tronos: al igual que los otros seres de luz, se dedican a contemplar y adorar a Dios.
Segunda Jerarquía
Dominaciones: se vinculan con los misterios de la creación.

Virtudes: acuden en presencia de los perfumes, aceites e inciensos de las ceremonias religiosas.
Potestades: protegen el planeta y a todos los seres que lo habitan.

Tercera Jerarquía
Ángeles: son los “mensajeros” de Dios y quienes están más cerca de los seres humanos.
Principados: vigilan y cuidan el reino vegetal y mineral.

d/a

 photo BARRITA_zpsvbcjcrjj.png

Anuncios