Se conmemora el Día Nacional de las Aves que si bien comenzó a aparecer en los calendarios en 1982, tiene parte de su origen mucho tiempo atrás. En 1928, el diario La Razón de Buenos Aires realizó una encuesta, con el apoyo de la Asociación Ornitológica del Plata, entre niños de escuelas primarias, con el objetivo de consultarles a qué ave definirían ellos como “Ave de la Patria”.
 photo 5 de Octubre Diacutea Nacional de las Aves_zpsbqpheoqa.png
El hornero quedó primero entre sus preferencias. Una de las justificaciones que pueden rememorarse de esa selección fue la de una niña que lo definió en los siguientes términos: “Yo creo que el hornero merece el título de Ave de la Patria, porque habita en la mayor parte de nuestro inmenso país y posee más cualidades juntas que cualquier otro pájaro. Es inofensivo, de carácter dulce y hasta tímido; no se le ve reñir con otros pájaros.
Es inteligente, hábil y previsor; sus casitas de barro son un modelo de perfección y comodidad; construidas con solidez, son impenetrables a los vientos y a la lluvia; dispuesta su entrada con ingenio, son inaccesibles a los visitantes peligrosos. Y finalmente, ¿quién sabe si nuestros antiguos gauchos, sencillos, nobles y valientes, no tomaron el ejemplo del hornero para hacer de barro, como él, sus ranchos toscos, pero cómodos y prácticos?

Aunque ya estaba definida el ave nacional, no fue hasta 1982 que se comenzó a celebrar el 5 de octubre como Día Nacional de las Aves. La impulsora de la efeméride fue la organización Aves Argentinas. La elección de la fecha está destinada a conmemorar a San Francisco de Asís, Santo enamorado de la naturaleza y que, según la tradición, hablaba con los pájaros.

Pero por muchos años que hayan pasado, la meta que persigue esta efeméride está muy lejos de alcanzarse. “Los organismos internacionales suelen establecer conmemoraciones durante todo el año para propiciar la oportunidad de informar y concientizar sobre diversos temas. Hoy Argentina celebra el día de las aves muy lejos de haber logrado el conocimiento y la conciencia sobre la importancia que ellas tienen en nuestro ecosistema. El país cuenta con el triste récord de tener 120 especies de aves silvestres en serio riesgo de extinción sobre un total de 1.000. Esto es muy grave y es necesario trabajar para revertirlo”, subrayó la ministra de Medio Ambiente, Daiana Hissa.

Luján, Capital Provincial de las Aves

El Ministerio de Medio Ambiente tiene un rol activo en la protección de especies de pájaros en riesgo, tanto a nivel local como nacional. Además del trabajo de censo y anillado de especies que se realiza para su control y preservación, el Centro de Conservación de La Florida es un paso obligado para aquellas aves rapaces que trabajan en su rehabilitación. Es el último paso antes de su liberación ya que en la jaula de voladoras con la que cuenta el Centro fortalecen su musculatura antes de volver a su hábitat.

 photo BARRITA_zpsvbcjcrjj.png