Sobre la Convención de los Derechos de los Niños y Niñas

Una Convención es un acuerdo entre países que deben respetar la misma ley, a pesar de algunas modificaciones o reservas que cada país puede realizar sobre la base de su cultura y tradición. Cuando un Estado ratifica una convención significa que acuerda en obedecer la ley escrita en esa convención.

 photo 27 de septiembreDiacutea de los Derechos de Nintildeos y_zpsbiuij9aa.png

El Congreso de la Nación Argentina ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño el 27 de septiembre de 1990 mediante la ley 23.849 y la Asamblea Constituyente la incorporó al artículo 75 de la Constitución de la Nación Argentina en agosto de 1994. A partir de este compromiso el gobierno debe realizar los esfuerzos posibles para asegurar que todo niño, niña y adolescente tenga acceso a todos los derechos que figuran en la Convención.

La Convención sobre los Derechos del Niño tiene 54 artículos y cada uno explica cada uno de tus derechos. Sin embargo, muchos derechos se complementan entre sí y la protección de uno de ellos no debería hacerse descuidando el resto. Además, muchos artículos se refieren a cómo los adultos y los gobiernos deberían trabajar juntos para lograr el cumplimiento de la Convención.

La difusión de la Convención es una obligación de todos ya que, de acuerdo al artículo 42, los niños y adolescentes tienen derecho a conocer cuáles son sus derechos. Conversá con tus amigos, tus padres y tus maestros. Contándole a otra gente sobre los derechos de los niños y las niñas estarás ayudando también a otros. Cuanta más gente comprenda que los niños, niñas y adolescentes tienen derechos será posible lograr que todos obtengan lo necesario para crecer sanos, desarrollar sus aptitudes y ser libres.

Quizás la lectura de la Convención te resulte muy larga y te pierdas entre tantos artículos, por eso decidimos agrupar por temas los que pensamos son más importantes y pueden ser de tu interés

Derechos generales
Derecho a la Salud
Derecho a la Familia
Derecho a la Educación
Derecho a la Protección especial
Derecho a la Participación
Derecho a la Identidad

Los derechos consideran niño y al adolescente a todo ser humano desde el momento de su concepción y hasta los 18 años de edad. Y sus derechos son iguales e inalienables.

La Convención sobre los Derechos del Niño declara en su Preámbulo: `el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidados especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento´.

Son considerados la parte más vulnerable de la sociedad, ya que son afectados por la falta de necesidades y agresiones sin poder defenderse. En su desarrollo es deber de la familia, tutor y del Estado garantizarle sus necesidades básicas, contempladas por sus derechos.

La pobreza es uno de los problemas que hoy padecen los niños i adolescentes, ya que no pueden acceder a necesidades básicas como alimentarse.

Otra cuestión es la documentación de los niños, que tienen derecho a ser anotados en el momento de nacer. En Argentina hay un número de indocumentados. Un informe realizado conjuntamente por el Instituto Abierto para el Desarrollo y Estudio de Políticas Públicas y el Registro y la Dirección de Educación de la provincia de Buenos Aires sostiene que en las escuelas primarias de la Provincia hay unos 70.000 chicos de más de 5 años que ni siquiera tienen partida de nacimiento. Y esto es sólo en una provincia.

Los niños y adolescentes deben ser considerados el futuro de la sociedad, y como tal deben ser respetados. No se puede tolerar, ni moral ni legalmente, cuestiones como la discriminación, en el seno familiar o cualquier ámbito de la sociedad, o la violencia doméstica, ya sea verbal o física.

También, es importante recordar que uno de sus derechos es ser educados, y si bien la educación es obligatoria, los altos niveles de deserción escolar y de analfabetismo en el país son más que preocupantes. Es difícil pensar que la educación es igual para todos, cuando hay miles de niños que van a los comedores escolares porque es la única forma de acceder a una comida que tienen.

Como contempla la Ley Nº 23.849, por la cual se ratificó en 1990 la Convención de los Derechos del Niño en Argentina, `las cuestiones vinculadas con la planificación familiar atañen a los padres de manera indelegable de acuerdo a principios éticos y morales´y es deber del Estado `adoptar las medidas apropiadas para la orientación a los padres y la educación para la paternidad responsable´.

En momentos en que la situación ecómica en el mundo se encuentra en crisis, debemos recordar más que nunca que hay derechos y es el derecho de todos conocerlos para hacerlos respetar. Es un deber de todos como ciudadanos.
Cuidemos a nuestros niños, son seres vulnerables!!!
 photo separador_zpsb0heh9hi.png

Anuncios