El 17 de mayo se rememora el triunfo de la fuerza naval al mando del almirante Guillermo Brown en el “Combate de Montevideo”, sobre la escuadra realista que dominaba hasta ese momento las aguas del Río de la Plata.

 photo DIADELAARMADA_zpst8vdtra1.png

Así se puso término al poder naval español sobre aguas de ese estuario, que había comenzado tres siglos antes cuando las naves de Juan Díaz de Solís surcaron ese río.

Esa victoria naval hizo posible la caída de Montevideo en poder de fuerzas argentinas. El general Alvear tomó posesión de la ciudad el 23 de junio de 1814.

Este triunfo de nuestra Armada tuvo las siguientes consecuencias:

• Los patriotas tomaron la plaza de Montevideo, lo cual privó de sus bases posibles a la expedición de 20 mil soldados de Morillo, que había salido de España y tuvo que desviarse hacia Venezuela, al no contar con un punto de ataque en el Río de la Plata).

• Fijó las bases para que fuera posible la Declaración de la Independencia, el 9 de julio de de 1816, puesto que los patriotas ejercieron a partir de ese momento el dominio del territorio nacional.

• Frenó la injerencia portuguesa en el Río de la Plata.

• Fortificó la guerra de recursos de Güemes y demás combatientes en el Alto Perú.

• Convirtió al Río de la Plata en una vía de agua bajo el poder nacional, facilitando el comercio y por lo tanto proveyendo de recursos de todo tipo a la Revolución.

• Al quedar libres las tropas sitiadoras de Montevideo, fue posible reforzar el Ejercito Auxiliar del Alto Perú y se facilitó la organización del Ejército de los Andes.

 photo barritaseparadelapatria.png