Se conmemora hoy el Día Mundial de la Tierra.

Desde su instauración en el año 1970, cada 22 de abril celebramos el Día Mundial de la Tierra, tratando de tener en claro los problemas que afectan a este planeta y promover acciones que busquen un desarrollo sostenible, buscado por algunos y no siempre logrado.

 photo DIAMUNDIALDELATIERRA_zps72b7f049.png

La escasez de agua más su contaminación, la desertificación, la destrucción de los hábitats naturales, el desarrollo humano con una población que está creciendo a razón de 78 millones de habitantes por año -sumados a los más de 6.000 millones actuales, cifra que ya superamos a fines del siglo pasado en esta gran aldea-, el seguir tomando de la tierra más recursos y la generación de residuos con poco reciclaje -entre otros muchos temas- son los principales peligros que amenazan la biodiversidad y el desarrollo de las especies de la Tierra.
En junio de 2012, los líderes mundiales se reunieron en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20). Las conversaciones se centraron en dos temas principales: cómo construir una economía verde para lograr el desarrollo sostenible y sacar a la gente de la pobreza., y también cómo mejorar la coordinación internacional para el logro del desarrollo sostenible. Organizaciones internacionales, demuestran cómo en los últimos 30 años, alrededor del 30 por ciento de las regiones naturales del planeta se han venido deteriorando en forma alarmante, período durante el cual se ha incrementado la presión humana sobre los recursos naturales y el ambiente hasta en un 50 por ciento.
Algo de lo que podemos hacer durante todo el año:
– Rechazar todo lo que no sea justificado en nuestro uso diario (la 4° R)
– Disponer los residuos desde la selección domiciliaria o industrial hasta su transporte y acondicionado para reciclarlos.
– Apagar las luces que no se justifique en su uso
– Consumir alimentos zonales ahorrando energía de transporte
– Usar de transformadores en vez de pilas descartables ya que pocos se preocupan de su destino final.
– Seleccionar que mascota pretendemos evitando el tráfico ilegal de estas.
– Evitar la caza o pesca de especies en riesgo de extinción respetando los cupos por ley establecidos.
– Mejoramiento continúo de las técnicas de agricultura y silvicultura.
– Sostener en el tiempo los programas de sensibilización para cambiar los modelos excesivos de consumo y como generar la menor cantidad de residuos
– Mejorar los espacios de estudios científicos y la vigilancia de lo dispuesto en las leyes vigentes, en especial la trazabilidad de productos tóxicos y sus envases.
– En las escuelas, reforzar los conocimientos sobre la biodiversidad, las amenazas con que se encuentra y su relación con los ecosistemas regionales.

HISTORIA

El Día de la Tierra se celebra en muchos países el 22 de abril. Su promotor, el senador estadounidense Gaylord Nelson, instauró este día para crear una conciencia común a los problemas de la superpoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra.
La primera manifestación tuvo lugar el 22 de abril de 1970 De esa convocatoria participaron dos mil universidades, diez mil escuelas primarias y secundarias y centenares de comunidades. La presión social tuvo sus logros y el gobierno de los Estados Unidos creó la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) y una serie de leyes destinada a la protección del medio ambiente.
En 1972 se celebró la primera conferencia internacional sobre el medio ambiente: la Cumbre de la Tierra de Estocolmo, cuyo objetivo fue sensibilizar a los líderes mundiales sobre la magnitud de los problemas ambientales.

LA MADRE TIERRA

La Madre Tierra es una expresión común utilizada para referirse al planeta Tierra en diversos países y regiones, lo que demuestra la interdependencia existente entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos. Por ejemplo, en Bolivia la llaman “Pacha Mama” y nuestros ancestros en Nicaragua se referían a ella como “Tonantzin”.
La proclamación del 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra supone el reconocimiento de que la Tierra y sus ecosistemas nos proporcionan la vida y el sustento a lo largo de nuestra existencia. También supone reconocer la responsabilidad que nos corresponde, como se expone en la Declaración de Río de 1992, de promover la armonía con la naturaleza y la Tierra a fin de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras.
Reconociendo que la Madre Tierra refleja la interdependencia que existe entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos, la Asamblea General declaró el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra para destacar la necesidad de ayudar a mejorar las vidas de los niños y los adultos que sufren del desorden para que puedan llevar una vida plena y significativa.

Fuente http://www.diarioeltiempo.com.ar/

 photo Manue_romance_element15.png