El Día de las Américas es una celebración anual que tiene lugar el 14 de abril en todas las repúblicas americanas, como símbolo de su soberanía y de su unión voluntaria en una comunidad continental. Cada año, ya sea por promulgación presidencial o legislativa, esta efeméride es conmemorada en ciudades, pueblos y comunidades.

 photo 14 de abril Diacutea de las Ameacutericas_zpsqxxreodb.png
El primer Día de las Américas fue celebrado a lo largo del Continente Americano en 1931; se eligió el 14 de abril por ser la fecha de 1890 en que, mediante resolución de la Primera Conferencia Internacional Americana (celebrada en Washington, D.C., entre octubre de 1889 y abril de 1890), se crearon la Unión de las Repúblicas Americanas y su secretaría permanente, la Oficina Comercial de las Repúblicas Americanas; estas dieron paso a la Unión Panamericana y finalmente a la actual Organización de los Estados Americanos en 1948.

Honduras, Guatemala y Haití declararon el 14 de abril como fiesta nacional. En estas y otras naciones de la por entonces Unión Panamericana hubo recepciones diplomáticas, celebraciones públicas y civiles, programas en las escuelas y una gran cantidad de proclamaciones promoviendo los principios del Panamericanismo.

Una de esas declaraciones aseguró que en el Espíritu del Panamericanismo, las naciones de América podrían “reafirmar los ideales de paz y solidaridad continental que todos profesan, fortalecer sus lazos naturales e históricos y recordar los intereses comunes y aspiraciones que hacen a los países del hemisferio un centro de influencia positiva en el movimiento universal a favor de la paz, la justicia y la ley entre las naciones”.

Fuente: Argentina.ar

América
(Autores: P. Herrero y J. L. Armenteros – Intérprete: Nino Bravo)

Donde brilla el tibio sol,
con un nuevo fulgor,
dorando las arenas.

Donde el aire es limpio,
aun bajo la suave luz de
las estrellas.

Donde el fuego se hace amor
el río es hablador
y el monte selva.

CORO
Hoy encontré un lugar
para los dos
en esa nueva tierra.

América, América,
todo un inmenso jardín,
eso es América
cuando Dios hizo el edén
pensó en América.

Cada nuevo atardecer
el cielo empieza a arder
y escucha el viento
que me trae con su canción
una queja de amor
como un lamento.

El perfume de una flor,
el ritmo de un tambor
en las praderas,
danzas de guerra y paz
de un pueblo
que aún no ha roto sus cadenas.

América, América,
todo un inmenso jardín,
eso es América,
cuando Dios hizo el edén
pensó en América.

América, América,
todo un inmenso jardín,
eso es América,
cuando Dios hizo el edén
pensó en América,
¡América, América!

 

 

 photo 60914SEPARADOR_zpsa2ca637a.png

Anuncios