El miércoles Jesús permaneció en Betania con sus apóstoles en casa de la familia de Lázaro, Marta y María.
Judas muy probablemente iría a Jerusalén a comprar el cordero que habían de sacrificar el día siguiente, y aprovechó esta salida para pactar la venta e Jesús por treinta monedas.
Jesús se preparó para el sacrificio que había de ofrecer en dos días a su Padre para la salvación del mundo. A la vez sus enemigos se prepararon para desahogar contra Jesús todo el odio de sus corazones.

 photo MIERCOLES SANTO_zpse5o4sicp.png

EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según San Mateo 26, 14-25
En aquel tiempo, uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, fue a los sumos sacerdotes y les propuso:

– «¿Qué estáis dispuestos a darme, si os lo entrego?»

Ellos se ajustaron con él en treinta monedas. Y desde entonces andaba buscando ocasión propicia para entregarlo.

El primer día de los Ázimos se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron:

– «¿Dónde quieres que te preparemos la cena de Pascua?»

Él contestó:

– «ld a la ciudad, a casa de Fulano, y decidle: “El Maestro dice: Mi momento está cerca; deseo celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos.”»

Los discípulos cumplieron las instrucciones de Jesús y prepararon la Pascua.

Al atardecer se puso a la mesa con los Doce. Mientras comían dijo:

– «Os aseguro que uno de vosotros me va a entregar.»

Ellos, consternados, se pusieron a preguntarle uno tras otro:

– «¿Soy yo acaso, Señor?»
Él respondió: – «El que ha mojado en la misma fuente que yo, ése me va a entregar. El Hijo del hombre se va, como está escrito de él; pero, ¡ay del que va a entregar al Hijo del hombre!; más le valdría no haber nacido.»
Entonces preguntó Judas, el que lo iba a entregar: – «¿Soy yo acaso, Maestro?»
Él respondió: – «Tú lo has dicho.»

PALABRA DEL SEÑOR

SALMO DE LOS DOS CAMINOS

Aquí estoy, Señor Jesús, a la vera del camino, sin camino;

mis pasos buscan tus huellas donde poner mis pisadas

la vida y la muerte están ante mí como un reto;

el bien y el mal se cruzan en mi corazón

que sin descanso busca, pide y llama.

 photo guardita_zps2hl7axta.png