En homenaje al nacimiento de Carlos Gardel, el Zorzal Criollo, ídolo y figura que representa al tango, como su mayor interprete y en homenaje al nacimiento del gran director de orquesta Julio De Caro, se instituyó por decreto 3781/80 del PEN el DIA NACIONAL DEL TANGO

 photo TUBES210612.jpg
 

1890 Nació CARLOS GARDEL

Para unos, los que sostienen lo que se suele llamar “historia oficial”, habría nacido en Toulouse (Francia), para otros, la llamada “tesis uruguaya” habría nacido en el año 1887 en Tacuarembó (Uruguay) Pero esto es solo parte de las dificultades que encierra el curriculum de Gardel. Pasaron a ser sus posibles padres, desde Paul Laserre, a un primo hermano seminarista, desde el coronel uruguayo Escayola a un tipógrafo de Tacuarembó y por supuesto, existe quienes sostienen que Bertha no era la madre y existen documentos que certifican que sí lo era. Pero por sobre todas las polémicas surge la voz del cantor inimitable, arquetipo del intérprete del tango, maestro en quien abrevaron y abrevan todos los cantores que lo han seguido. Ídolo indiscutido, es el más fiel representante del tango en el extranjero. Cientos de calles, bustos, monumentos, placas, etc. diseminadas por todo el mundo así lo certifican. Grabó lo más importante del repertorio tanguero de principios de siglo. Marcó un hito en 1917 al interpretar “Mi noche triste” y a partir de ese momento su voz y el tango fueron sinónimos. Su personalidad bien porteña quedó representada por sus dos pasiones, el deporte de los reyes con su caballo “Lunático” y el fútbol, con su gran amor por el Racing Club de Avellaneda. Murió trágicamente en un accidente de aviación, en Medellín el 24 de junio de 1935.

1899 JULIO DE CARO nace en Buenos Aires

Violinista, compositor y director de orquesta. Estudió con su padre José De Caro que tenía un prestigioso conservatorio. Creador de un estilo muy particular que revoluciona el tango. Continuador de Tito Rocatagliatta, se inició con la orquesta de Arolas pasando luego al sexteto de Juan C. Cobián quien al irse a Estados Unidos lo deja a su cargo. Integró las orquestas de R. Firpo, Brignolo, Minotto, el “Cuarteto de maestros” y en 1924 formó su propia agrupación. Viajó por Europa llevando el tango. En 1931 regresa y forma su famosa orquesta sinfónica de 56 profesores, que más tarde, en 1937 amplia a 76 músicos. Participa en la filmación de la película “Luces de Buenos Aires” que interpretara Carlos Gardel. En 1917 escribió su primer tango “Mala pinta” y posteriormente “Boedo”, “Buen amigo”, “La rayuela”, “El monito”, “El bajel”, “Malajunta”, “Tierra querida”, “Guardia vieja”, “Orgullo criollo”, “El mareo” y tantos otros famosos hasta llegar a “Todo el año es carnaval”. Murió en Mar del Plata del 11 de marzo de 1980.

La música ciudadana nació por el sur de Buenos Aires, alrededor de 1880, allá en los Corrales Viejos, con flauta, guitarra y arpa, en los bailes públicos entre compadritos. Recorrió los cuartos de Palermo y metió ruido en los peringundines del Centro y en Monserrat, para representar el sentir de los compadritos, que bailaban en los patios de los conventillos, terminando de formar su personalidad, cuando unió la mitad del lenguaje musical de dibujar con los pies a las cadencias chamuyadas de las letras. Pero como es pueblo, se fue metiendo en el corazón de todo porteño y luego de cada provinciano o inmigrante, para enamorarlo y seducirlo.

Del arrabal llego a la sociedad patricia, de la mano de la juventud, que en la primavera del año 1914, festejo en el internado de medicina su primer baile, imitando a los jóvenes franceses, presidiendo la mesa un intelectual de renombre, en esta oportunidad Ricardo Rojas. Decidieron cambiar la chatura de las reuniones anteriores, poniéndole la luz propia del Tango. Che, se instalo en el internado para seguir creciendo.

En 1920 brillaba el Palais de Glace, donde le sacaban viruta al piso y los acordes melodiosos de las grandes orquestas sonaban moviendo a los duendes del Tango.

Los memoriosos dicen que la aparición de la palabra Tango, en una obra teatral se produjo en 1891, al estrenarse la obra “Julián Jiménez”. La primera etapa de conquistar las tablas fue el estilo zarzuelero, imponiendo el baile liso sin los cortes y quebradas, firuletes y el estilo gambeteador. Luego llegaría la incorporación total, con la letra, que necesitaba de un personaje para la actuación e interpretación.

Con el correr de los tiempos se fue popularizando cada vez mas, aparecieron las figuras y las orquestas. que iban ganado seguidores. Las milongas atraían a mas fanáticos y llegó a su punto máximo.

 photo separadormontildeo_zps61f7c895.png