El 3 de diciembre de cada año se celebra el Día del Médico en América Latina, en conmemoración al Dr. Carlos Finlay, quien confirmó la teoría de “la propagación de la fiebre amarilla a través del mosquito el Aedes aegypti”.
 photo DIADELMEDICO_zps52a638ad.png

Esta fecha fue consagrada por el Congreso Panamericano de Medicina reunido en Dallas, Estados Unidos, en 1933 coincidente con el centenario del nacimiento del doctor Carlos Finlay (3 de diciembre de 1833).

El doctor, de origen cubano, fue quien confirmó la teoría de “la propagación de la fiebre amarilla a través del mosquito” (el Aedes aegypti) en una presentación realizada en la Academia de Ciencias de la Habana el 14 de agosto de 1881.

A pesar de las claras evidencias presentadas por Finlay, su tesis y su posterior confirmación no fueron aceptadas. Recién diez años más tarde, en 1901, en la Conferencia Sanitaria de La Habana, Walter Reed, Correl y otros investigadores norteamericanos reafirmaron sus aseveraciones.

Tras avalar la hipótesis, Finlay abrió nuevas posibilidades al progreso médico en la América tropical, evitó miles de muertes en América latina y facilitó la evolución de la construcción del canal de Panamá, debido a que muchos obreros morían a causa de esta enfermedad.

El médico cubano falleció en 1915 pero pudo comprobar en vida los trascendentes resultados que se obtuvieron en la disminución de la frecuencia de la fiebre amarilla gracias a su descubrimiento.

En nuestro país se festeja este día por iniciativa del Colegio Médico de Córdoba, avalada por la Confederación Médica Argentina, y oficializada por decreto del Gobierno en 1956.

Feliz día a todos los médicos que desempeñan su labor con humanidad y profesionalismo.

Fuente: Argentina.ar

 photo barritanueva_zpsbskdps29.gif

Anuncios