El día mundial de la lucha contra el SIDA, se conmemora el 1 de diciembre de cada año, se dedica a dar a conocer la epidemia de SIDA global causada por la extensión de la infección del VIH. El día 1 de diciembre fue elegido debido a que el primer caso de SIDA fue diagnosticado en este día en 1981. Desde entonces, el SIDA ha matado más de 25 millones de personas en todo el mundo, haciéndola una de las epidemias más destructivas de la historia registrada.
 photo SIDA_zps4636600b.png
El concepto de dedicar un día a la lucha contra el SIDA en el mundo se originó en la Cumbre Mundial de Ministerios de la Salud de 1988, dentro de los programas para la prevención del SIDA. Desde entonces, ha sido tomado por gobiernos, organizaciones internacionales y caridades alrededor del mundo.

 Desde 1981 el sida ha matado a más de 25 millones de personas en todo el planeta, lo que la hace una de las epidemias más destructivas registradas en la historia. A pesar de que existe un mayor acceso y se ha mejorado el tratamiento antirretroviral y al cuidado médico en muchas regiones del mundo, la epidemia de sida costó aproximadamente 3,1 millones (entre 2,8 y 3,6 millones) de vidas sólo en el año 2005, de las cuales más de medio millón (570.000) eran niños.

La idea de dedicar un día a la lucha contra el sida en el mundo surgió en la Cumbre Mundial de Ministerios de la Salud de 1988, dentro de los programas para la prevención del sida. Desde entonces, la iniciativa la han seguido gobiernos, organizaciones internacionales y caridades de todo el planeta.

LA CELEBRACIÓN DEL DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA ES UNA OPORTUNIDAD PARA APROVECHAR EL PODER DEL CAMBIO SOCIAL Y CONVERTIR A LAS PERSONAS EN NUESTRA PRIORIDAD, Y PARA CERRAR LA BRECHA EN EL ACCESO A LOS TRATAMIENTOS Y SERVICIOS.

Acabar con la epidemia del sida para el año 2030 es posible, pero sólo si logramos que todas las personas, en todos los lugares del mundo, tengan acceso a los servicios que precisan: prevención, tratamiento, atención y apoyo.

Cerremos la brecha en las pruebas diagnósticas de VIH, para que 19 millones de personas que desconocen su estado serológico positivo puedan finalmente acceder a servicios de apoyo.
Cerremos la brecha en el acceso al tratamiento contra el VIH, para que 35 millones de personas que viven con el virus dispongan de medicamentos que salvan vidas.
Cerremos la brecha en el acceso de los niños a las medicinas, para que todos los menores que viven con el VIH reciban el tratamiento correspondiente. Tan solo un 24% tiene acceso actualmente.
Cerremos la brecha en el acceso a los servicios, para que todas las personas puedan formar parte de la solución a este problema.

¿Cómo puedes ayudar a cerrar la brecha?

Cierra la brecha en el test diagnóstico: Hazte la prueba del VIH y conoce tu situación.

Cierra la brecha en cuanto a la ubicación: Descubre dónde se manifiestan estas desigualdades en tu ciudad o país.

Cierra la brecha en la educación: Participa y ofrece tu apoyo a las organizaciones locales de lucha contra el sida.

Cierra la brecha en la financiación: Haz donaciones a organizaciones de lucha contra el sida.

LA META RECOGIDA EN LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO RELATIVA A LA REDUCCIÓN DE LA EPIDEMIA DEL SIDA SE HA ALCANZADO ANTES DE LA FECHA LÍMITE FIJADA, EL AÑO 2015. PERO LA CARRERA CONTINÚA PARA LOGRAR EL ACCESO UNIVERSAL AL TRATAMIENTO DEL VIH.

10 objetivos para 2015

Reducir a la mitad la transmisión sexual del VIH, sobre todo entre jóvenes, homosexuales y trabajadores sexuales.
Eliminar la transmisión vertical del virus del VIH y reducir a la mitad el número de muertes maternas relacionadas con esta enfermedad.
Prevenir todos los casos de infección entre jóvenes adictos.
Acceso universal al tratamiento antirretroviral a todas las personas seropositivas que reúnan las condiciones necesarias para recibirlo.
Reducir a la mitad el número de muertes causadas por la tuberculosis entre las personas seropositivas.
Garantizar que todas las personas y los hogares afectados por el VIH sean tenidos en cuenta en las estrategias nacionales de protección social y tengan acceso a los servicios básicos de asistencia y apoyo.
Reducir a la mitad el número de países con legislación y prácticas punitivas en materia de la transmisión del VIH, prostitución, consumo de drogas u homosexualidad, que obstaculizan las respuestas efectivas.
Reducir a la mitad el número de países que aplican restricciones a la entrada, la estancia o la residencia de personas seropositivas.
Abordar las necesidades específicas de las mujeres y las niñas en materia de VIH en al menos la mitad de las respuestas nacionales.
Alcanzar la tolerancia cero frente a la violencia de género.

CUIDATE

 photo barritanueva_zpsbskdps29.gif

Anuncios