“La cooperación es la convicción plena de que nadie puede llegar a la meta si no llegan todos.”

La Dirección de Cooperación Escolar es el organismo encargado de incentivar y construir el pensamiento cooperador como valor de trabajo organizado y solidario en la comunidad educativa, haciendo respetar la normativa y reglamentaciones para el reconocimiento oficial y el normal desarrollo de las Asociaciones. Priorizando consolidar el sistema democrático fortaleciendo la alianza estratégica entre la comunidad y la escuela pública.

 photo COOPERACIONESCOLAR_zps16d09af0.png

1. Asociaciones Cooperadoras:

Fiscalización de los estados administrativos y contables.
Rendición de cuentas de subsidios.
Reconocimiento oficial de Cooperadoras y comisiones pro-creación.
Asesoramiento para inscripción como entidades exentas ante AFIP y ARBA.
Asesoramiento Legal y Contable.
2. Turismo y Seguro Escolar:

Programas de Turismo Escolar.
Gestión de Seguro Escolar.
3. Cooperativas Escolares:

Promoción del Asociativismo y Cooperativismo Escolar.
Asesoramiento para la formación de Cooperativas y su posterior reconocimiento oficial.
Orientación a directivos, docentes y alumnos sobre el funcionamiento orgánico e institucional.
Desplegar un accionar en forma conjunta con la Subsecretaría de Educación para promover, crear y afianzar el espíritu y el contenido del pensamiento Cooperativista.

Si algo caracteriza a las cooperadoras escolares es que se trata de un espacio donde el individualismo no tiene cabida, pero sí la suma de las individualidades en beneficio del conjunto.

Es que cooperar no es otra cosa que accionar en grupo, con conciencia de equipo, y sumar esfuerzos para superar las dificultades, satisfacer las demandas de cada institución escolar y esencialmente ofrecer un testimonio de compromiso ejemplar en la educación de los hijos.

Que valga esta introducción para dimensionar la importancia de que hoy se celebre el Día de las Cooperadoras Escolares.

La elección de esta fecha no es azarosa, recuerda y se inspira en el 15 de octubre de 1816, cuando se constituye la primera junta vecinal de ayuda a las escuelas en la frontera de Chascomús, provincia de Buenos Aires.

En el Día de la Cooperación Escolar es oportuno expresar que se trata de una de las organizaciones no gubernamentales más tradicionales del país. Muchas escuelas sería imposible pensarlas sin su cooperadora: he ahí –una vez más- su rol clave. No se trata solamente de llevar adelante iniciativas para resolver cuestiones materiales de la escuela, sino fundamentalmente involucrar al padre en un mayor compromiso para avanzar en la llamada gestión escolar. Es en ese compromiso donde radica el mayor desafío: incorporar a la comunidad educativa y especialmente al padre en un rol activo en la educación de los hijos.

Por último, los padres tienen múltiples formas de ayudar a una cooperadora escolar: desde estar al día con la cuota hasta ofrecer sus esfuerzos y talentos para una determinada actividad que tanto necesitan a diario nuestras escuelas. Es cuestión de donar un poco de tiempo y de amor a quienes tanto dan por nuestros chicos.

 photo SEPARADOR31014_zps7838bc48.png

Anuncios