Construye puentes de comunicación fuertes y sólidos entre tú y las personas con quienes te toca compartir tu camino.
Tal vez hoy les puedas servir… Y quizás mañana necesites de ellos.
Acompaña a quien sufre el fracaso para animarlo a rehacer su camino; y refuerza, con sinceros aplausos, cada etapa que cada uno de los demás va superando y logrando, de eso se trata de  vida y sobre todo de las buenas personas.
Sé generoso en la aprobación y en el aplauso; limita y reduce tu instinto de crítica.
Sólo así honraremos nuestra hombría de bien.

 

 photo DESARMADASOBREMI_zps07c28c9f.png

 photo separador250914_zpsc79d5168.png

Anuncios