1. Deja De Hacer Lo Que No Te Hace Feliz

Esta es la número uno en la lista, por una simple razón: gastamos mucho tiempo y energía dedicándonos a cosas que sencillamente no los hacen felices, y no vemos la conexión de esas cosas, con nuestra felicidad, nuestra plenitud, y nuestros sueños.

La premisa es simple: dedícate a aquello que te hace feliz, dejando de lado todo lo demás. Incluso, si en eso que no te hace feliz se encuentra tu empleo, tu pareja, o tus estudios. No hay excusas, cualquiera que sea la actividad que realices, y que te haga infeliz, debes ELIMINARLA.

2. Rodéate Con Personas Que Te Ayuden A Crecer

De igual manera, aparte de eliminar lo negativo, y aquellas cosas que te hagan feliz, es indispensable abogar por las personas, actividades, y lugares que te permitan crecer, ser feliz y efectivamente alcanzar la plenitud que tanto deseas en la vida.

 photo ANNAMARINE3-70814_zps1db78bba.png
3. Revisa La Manera Cómo Percibes El Mundo

Cuando quieres realizar la transición, desde una perspectiva negativa hasta una positiva, es necesario tiempo pensando en la manera como analizamos y percibimos el mundo a nuestro alrededor. Nuestra forma de ver las cosas puede decidirse y cambiarse conscientemente.

Una vez, te das cuenta de esto, puedes ciertamente dedicarle más de tu tiempo aquello que es positivo, a ver las oportunidades y las posibilidades que tienes en la vida, y a dejar de pensar que el mundo está destruido, o que va camino a su perdición.

4. Date Cuenta De Que Tienes La Habilidad Para Cambiar Tu Destino

Esta, es una de las más difíciles para la gran mayoría de personas. Una y otra vez escucho que la gente dice “no puedo, esto no depende de mí”. Y no podrían estar más equivocados. Es increíble, la gente cree que no tiene responsabilidad sobre lo que ocurre en sus vidas, y prefieren optar por dejarle esa responsabilidad a un ser superior, a las demás personas, o a la suerte.

5. No Busques La Felicidad Fuera De Ti Mismo, En Cosas O Personas.

Una de las cosas que siempre yo solía ser, era buscar la felicidad fuera de mí. Me sentía infeliz, y pensaba que con otras personas, o incluso a través de comprar objetos, podría lograr aumentar mis niveles de plenitud. No pasó mucho tiempo hasta que me di cuenta, que esto era totalmente falso. Se requiere un gran trabajo para crear una mentalidad positiva, y llegar a alcanzar la felicidad. Y todo ese trabajo debe realizarse en nuestro interior.

Sin embargo, si te comprometes con tu felicidad, y con tu positivismo, será extremadamente posible alcanzar aquello que tanto deseas, desconectándote de todo lo que pueda afectarte negativamente, y enchufando tu vida a las fuentes de energía más positiva.

 Fuente Pensamientos del corazón:

 photo hr2sonalivora.png

Anuncios