El país rinde un justiciero homenaje al bandoneón, instrumento musical que diera realce, fundamentalmente, al tango, la música ciudadana porteña.

Este es un instrumento musical de viento, esencial en las orquestas típicas.

Su creador fue el alemán Heinrich Band. Se origina del acordeón, supuestamente, también de Alemania.

Desde principios del siglo XX, en Buenos Aires, se lo incorporó a las orquestas. No se sabe con exactitud como fue la adaptación a los cambios orquestales tangueros. Lo cierto es que muchos grandes bandoneonistas aparecieron en el mundo tanguero: Ciriaco Ortiz, Pedro Maffia, Astor Piazolla, Di Cicco que creó el bandoneón eléctrico, Armando Pontier, Jorge Fernández, Fernando Tell, Eduardo Marino, Domingo Mattio, y el gran Aníbal Carmelo “Pichuco” Troilo, razón por la cual se festeja este día en consonancia con la fecha de nacimiento: 11 de Julio de 1914 en el hogar de Carmelo Troilo y Felisa Bagnolo.

 photo 11dejulioDIADELBANDONEON_zpsc08d176e.png
Es justo recordar algunos datos de su rica trayectoria: sus hermanos eran Asunción y Marcos, que será destacado músico.

Cuando era pequeño falleció su padre y su madre se hizo cargo de la crianza de sus hijos, con un trabajo en un pequeño Kiosco en el Barrio del Abasto. Cuando era pequeño compró un bandoneón a crédito que había pagado ciento cuarenta pesos.
Tuvo como maestro a Juan Amendolaro durante seis meses. A los 11 años subió, por primera vez, a un escenario: el Cine Petit Colón. Su ciclo secundario lo hizo hasta segundo en el Colegio “Carlos Pelegrini”.
Es contratado por el dueño del cine citado para que ejecute el bandoneón entre las películas, como se acostumbraba entonces. Trabaja en el Café “Ferraro”, estudia con Eduardo Ferri, colabora con orquestas de señoritas. Integra las orquestas de Juan Maglio “Pacho”, Vardaro – Pugliese junto a Ciriaco Ortiz y Alfredo Gobbi, quien lo incorporó a su orquesta en 1935. Estuvo en la orquesta de Julio De Caro, haciendo su presentación en el Cine Astor. Entre otros actúan en esa orquesta Francisco De Caro, Pedro Laurenz, y sale elegida la mejor orquesta del año en una fiesta realizada en el Luna Park. Julio De Caro compone un tango con su nombre.
Por primera vez actúa en una película: “Los tres berretines”, luego vendrán el tango vuelve a Paris, Mi noche triste, Vida nocturna, Prisioneros de una noche, Buenos noches buenos aires, Somos los mejores, Tango argentino, Esta es mi Argentina, El canto cuenta su historia.

Aníbal Troilo
Anibal Troilo, revista Careo, Julio de 1967
Viaja a Uruguay donde participa durante algún tiempo. Actúa con Eduardo Cobián. En 1937 forma su propia orquesta con Orlando Goñi, Alfredo Yanitelli, Toto Rodríguez, Reynaldo Nichele, José Stilman, Pedro Sapochnik, Fasio, Francisco Fiorentino, siendo su debut teatral en el famoso “Marabú” y en Radio Splendid. Su orquesta estaba formada por cinco bandoneones, cuatro violines, contrabajo, viola, violoncelo, piano. Fueron sus cantores: Amado Mandarino, Alberto Marino, Raúl Berón, su hermana Elba Berón, Carlos Olmedo, Pablo Lozano, Roberto Goyeneche, Floreal Ruiz, Edmundo Rivero, Aldo Calderón, Angel Cárdenas, Roberto Rufino, Jorge Casal, Roberto Achaval, Tito Reyes y Nelly Vázquez. Grabó más de cuatrocientos discos, desde aquel 3 de Julio de 1938 en que realizó su primera grabación para el sello “Odeón”, luego será la RCA Víctor y el sello TK. Sus colegas le homenajearon con distintos tangos: “Pichuco” de Armando Pontier, “Con T de Troilo” de Jorge Caldara”, “El último bohemio” de Alfredo J. Gobbi, “Pichuco está tocando” de Julio Camileoni”, y Antonio Blanco, “Pichuqueando” de Domingo Matio, “Este muchacho Troilo” de Enrique Mario Franchini y Homero Expósito, “El Dogor” de Héctor Stamponi y Carlos Alberto Carella, y “Color tango” de Julián Plaza.
A lo largo de su carrera como autor hizo cuarenta tangos, cinco milongas, cuatro valses y seis coplas, entre otras algunas en colaboración: Con toda la voz que tengo, Con mi perro, Recordando, La trampera, Milonga del mayoral, Acordándome de vos, Valcesito amigo, Romance de barrio, Vals de carnaval, Evocándote, Medianoche, Claro de Luna, Y no puede ser, Total pa´que sirvo, Toda mi vida, Pa´que bailen los muchachos, Barrio de tango, Onda brava, Naipe, Barúa, María, Garras, Tres y dos, Mi tango triste, Sur, Compadre que le va a pasar, Che Bandoneón, Responso, Contrabajeando, Discepolín, Una canción, Patio mío, Vuelve la serenata, A la guardia vieja, A Pedro Maffia, La última curda, Desencuentro, Te llaman malevo, ¿A mi qué?, Yo soy del 30, Milonguero triste, Dale tango, Alejandra, Nocturno a mi barrio, Farol. Entre sus colaboradores estaban: José María Contursi, Homero Manzi, Cátulo Castillo, Héctor Gagliardi, Enrique Cadícamo, José Razzano, Ernesto Sábato, Astor Piazzolla, Homero Expósito, Enrique Dizeo.
El 11 de Julio de 1938 se une a Zita, con quien se casara por iglesia en 1966, tal como se lo había pedido su madre.
Su alto sentido de la amistad hizo de él una persona de bien, un tanguero de alma, alguien que se desvivía por sus amigos, que comprendía el dolor y la alegría de todos, por ello hay varias anécdotas que lo pintan de cuerpo entero: así acompañó al eminente compositor brasileño Ary Barroso cuando estuvo en nuestro país, lo invitó a comer pizza, daba reportajes a los nuevos periodistas para que ellos se encumbraran con su nombre, su modestia no le permitió aceptar ser el protagonista de una película que se iba a llamar “El hombre del bandoneón” y era casi su biografía, era amigo de ir a la carrera de caballos, de amanecer en peñas, hasta en un hecho curioso fue llevado preso tras una noche de juerga amiguera, fanático de River Plate. Tanta amistad y tanto entregarse a los demás fue desgastando su corazón, hasta que el 19 de mayo de 1975 dijo basta, a penas a horas de haber actuado en “Aníbal Troilo… Simplemente Pichuco”.

Miguel Piagentini

Pedido a UNESCO para que el 11 de Julio sea declarado Día Internacional del Bandoneón
http://www.juntemosfirmas.org/petitorio-Pedido-a-UNESCO-para-que-el-11-de-Julio-sea-declarado-Dia-Internacional-del-Bandoneon-161

 
 photo cinta-argentina_zps83fceb6f.png

Anuncios